Una película que sabe lo que es y no pretende ser otra cosa.


Seguramente muchos de vosotros conozcáis la serie en la que se basa esta nueva aventura de Paramount. ‘Los vigilantes de la playa’ se convirtió en todo un fenómeno gracias a esos bañadores rojos, sus escenas a cámara lenta y Pamela Anderson. Todo este producto se compone de once temporadas, un spin-off, ‘Los vigilantes de la noche y una película, casi nada. Este fin de semana ha llegado a los cines el remake, el reborn, la locura máxima.

La película narra la historia del socorrista profesional Mitch Buchannon (Dwayne “The Rock” Johnson) y sus compañeros. Entre todos tendrán que investigar una trama delictiva local que amenaza el futuro de la Bahía. Ya nada más empezar Seth Gordon (‘Cómo acabar con tu jefe’), el director, y Damian Shannon y Mark Swift, los guionistas (‘Freddy contra Jason’), nos dejan claras sus intenciones… ninguna. Vamos viendo secuencias de lo más locas y salpicadas de diálogos sacados de Scary Movie hasta llegar a una recta final de lo más absurda.

Nada más salir del preestreno dos películas se me vinieron a la cabeza, ‘Sharknado’, la producción de Syfy, y ‘Scary Movie’.

Los vigilantes de la playa

¿Qué se puede comentar de una película que no se toma en serio en ningún momento? Interpretaciones sin sustancia, historia sin sustancia, efectos especiales y escenas de acción poco llamativas,… todo lo que envuelve este producto es poco serio y muy paródico. ¿Qué le queda? El humor. Por desgracia ni funciona todo el rato, ni resulta todo lo original que los guionistas creen. Únicamente viendo el tráiler uno ya sabe que es lo que ofrece esta entrega, por lo que no se le puede pedir mucho, o nada. Pero si se le puede exigir una cosa, entretenimiento y risas, y por desgracia para mi no lo llega a conseguir ninguna de las dos cosas, o no de forma constante y significativa.

Sí, me reí, pero no tanto como esperaba. Durante la primera parte, la más entretenida, los chistes resultan un tanto típicos y desaprovechados, pero aún así la película consigue un ritmo bastante bueno, pero una vez pasada la primera hora… empieza la cuesta abajo… hasta tocar fondo.

Los vigilantes de la playa

Es vulgar, y aunque sea una parodia, uno espera encontrarse un producto a la altura. Te guste o no te guste “The Rock”, siempre es capaz de mantener la acción de sus películas, pero en esta ocasión no es así. Como ya he comentado, la primera hora es bastante soportable, pero una vez las cartas están sobre la mesa, uno solo espera que la resolución sea automática. Pero no… aún queda otra hora.

La verdad es que es difícil catalogar esta película, yo sinceramente solo la recomendaría para pasar una noche entre amigoscon pizza y chupitos -. 70 millones de presupuesto y una recaudación de 102… sin miedo a equivocarme creo que nos encontramos ante uno de los mayores fracasos de este año. Y merecido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here