Llega “Big Little Lies”, la nueva serie de HBO con Reese Witherspoon, Nicole Kidman y Shailene Woodley a la cabeza de un gran reparto.


Las adaptaciones de novelas también llegan a la pequeña pantalla, no es que esta sea la primera, ni muchísimo menos, tenemos series como “Juego de Tronos” o “Cazadores de sombras” pululando por el mundo seriéfilo desde hace ya algún tiempo, pero estamos mucho más acostumbrados a ver estas adaptaciones en la gran pantalla. La serie creada por David E. Kelley (“Ally McBeal” o “The Crazy Ones”) y basada en el libro del mismo nombre escrito por Liane Moriarty es un drama/comedia, dramedia, que nos sitúa en mitad de un ¿asesinato? ¿guerra entre madres?

No es “Mujeres Desesperadas” y no es “Pretty Little Liars”, esta serie se perfila sobre una linea entre ambas y con un aire mucho más sobrio, más dramático. Durante el primer episodio seguimos las vidas de las tres protagonistas, Madeline (Reese Witherspoon), Celeste (Nicole Kidman) y Jane (Shailene Woodley), con sus momentos delante de el resto de madres o en la intimidad de su hogar. No todo es lo que parece, y tras la puerta de cada uno de los hogares de Monterey, California, vemos un mundo completamente diferente al que ellas mismas intentan transmitir al exterior.

Normalmente las series de HBO se distinguen por su factura técnica, las actrices y actores que consiguen para sus proyectos y por un ritmo lento en los episodios de sus producciones. Esto último, es su gran talón de Aquiles para atraer a los espectadores a sus producciones. Nadie puede negar que “A dos metros bajo tierra”, “Los Soprano” o incluso “Juego de Tronos” poseen un ritmo pausado en comparación con series de corte más generalista, esto no es nada malo, en absoluto, pero si hace que mucha gente mire con cierto recelo las producciones de esta gran compañía. Pero “Big Little Lies” es diferente.

Para empezar nos encontramos con una serie evento, es decir, es una serie con un limite de episodios y se conforma únicamente de una temporada, en este caso, “Big Little Lies” se compone de siete episodios, ni más, ni menos. Durante estos siete episodios veremos como se cuaja la enemistad y amistad entre este grupo de madres después de lo ocurrido en el primer episodio, y también veremos que sus perfectas vidas no son tan perfectas dentro de sus hogares. Un poco como Bree Van De Kamp (“Mujeres Desesperadas”) pero sin ser tan paródico o exagerado.

Todo esto para llegar al misterio de la serie, esas pequeñas escenas en un escenario del crimen y esos interrogatorios en la comisaría. Supongo que no llegaremos a conocer la identidad del asesino ni del muerto hasta el final de la serie, y que jugarán al despiste hasta que llegue el momento.

El primer episodio engancha, ya no solo por la historia, sino por las tres actrices protagonistas de la serie, en especial Reese. Su personaje al ser el más extrovertido nos va guiando por el día a día de las madres de Monterey y se postula como el blanco favorito de las críticas del resto de madres. Nicole Kidman, mucho más introvertida, nos muestra un personaje con secretos, con miedos e inseguridades, pero también dispuesta a plantar cara. Y Shailene, la nueva mama en el barrio, es el gran misterio para el resto de madres. No me quiero olvidar a la fantástica Laura Dern que es dibujada como la mama enemiga.

No os perdáis esta serie, es cortita, con una gran historia y con grandes actrices. Esperemos que HBO apueste por series evento (o limitadas) y nos traiga muchos proyectos similares a este. ¿No estáis un poco cansados de hipotecar vuestra vida para ver series que no terminan nunca y son estiradas hasta el infinito?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here