Llega la nueva serie de la factoría de Ryan Murphy, más Hollywood, más glamour y salseo.


El pasado 6 de marzo llegó a HBO España en exclusiva – emitida por FX en EEUU – la nueva serie antológica de Ryan Murphy, “Feud: Bette & Joan”, que nos cuenta la historia de la rivalidad legendaria entre Joan Crawford (Jessica Lange) y Bette Davis (Susan Sarandon) durante el rodaje de la película ”¿Qué fue de Baby Jane?”, y lo que ocurrió después de que las cámaras dejaran de grabar.

El mundo de Hollywood siempre ha estado muy unido al mundo de la prensa, con sus noticias orientadas al mundo de la industria del cine o televisión pero también en los amores, desamores, odios, envidias y un largo etcétera. Con “Feud: Bettle & Joan” vemos la historia de dos iconos cinematográficos que consiguieron mucho y a la vez poco. Eran mujeres en una industria donde la belleza era lo más importante, y además dirigida por hombres que en su mayoria pensaban únicamente con la bragueta.

¿Ha cambiado la industria? “¿Sabéis cuánto poder teníamos las mujeres? Tanto como ahora, ninguno.” – Kathy Bates como Joan Blondell.

En los primeros episodios de la serie vemos como el director y productor les manipulan para crear una campaña de marketing que les convertirá en enemigas. El morbo de ver a dos mujeres que se odian en pantalla hace que a la gente le entre curiosidad, o por lo menos eso es lo que Jack Warner (Stanley Tucci) cree. Hace unos años, vivimos en nuestras vidas seriéfilas un caso de odio bastante parecido, ¿Quién no recuerda la enemistad en “Mujeres Desesperadas”? Eva, Felicity y Marcia se unieron en su odio mutuo a Teri Hatcher, eliminándola de cualquier mención posible hasta bien pasado el final de la serie. O el caso más reciente de Nathan Fillion y Stana Katic. O Julia Roberts contra el mundo.

Es innegable que a los espectadores y la industria un salseo de esta magnitud les da la vida, y en “Feud: Bettle & Joan” vamos a poder verlo paso a paso, con dos grandes actrices que se meten en la piel de otras dos grandes actrices, Susan Sarandon y Jessica Lange. Diálogos que nos ponen la piel de gallina y situaciones tan lejanas como cercanas, ¿Dónde están los papeles interesantes para mujeres? ¿La carrera de una actriz se limita de los 20 a los 35 años? ¿Las mujeres se matan entre ellas? ¿Puede una actriz seguir con su trabajo y tener una vida familiar? ¿Dónde está la barrera entre lo público y lo privado?

La batalla ha dado comienzo, con decorados con olor a serrín y un aura Hollywoodense que enamorará a los amantes del cine, las series y las diosas de Hollywood. Entre un poco de Vodka y unas Pepsi Colas este par de diosas conquisto las taquillas y el corazón de mucha gente, entre ellos 8 ex-maridos y un grandísimo puñado de fans. ¿El motivo de su odio mutuo? Muchos factores consiguieron que estas dos actrices se colocasen cada una a un lado del ring, la manipulación del estudio, los celos, hombres, reconocimiento… pero a ambas les unía algo de lo que ellas no se daban cuenta, el amor por el cine y por lograr ser inmortales en la gran pantalla.

Como bien dijo Ryan Murphy, en vez de luchar entre ellas, su guerra debería de haber estado dirigida hacia la industria y un mundo totalmente machista. Ellas eran las diosas, ellas tenían el poder, pero las manipularon para que formasen parte del circo que montaron a su alrededor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here