Si me vendes unas catástrofes, dame unas catástrofes.


Siempre he tenido un problema serie con esas películas que me prometen algo pero luego me dan algo totalmente diferente. ‘El Bosque’ es una de las primeras películas que recuerde con la que me sentí engañadísimo. Si me venden una película de terror, pero luego el terror brilla por su ausencia, es normal que me sienta estafado. Pues con ‘Geostorm’ me pasó exactamente lo mismo. ¿Dónde están las catástrofes naturales?

La película comienza años más tarde de que una serie de desastres naturales sin precedentes amenazara el planeta, y de que los líderes mundiales se uniesen para crear una compleja red de satélites para controlar el clima mundial. Pero algo sale mal y el sistema creado para proteger la Tierra se vuelve contra ella, desencadenando una carrera contrarreloj para descubrir la verdadera amenaza antes de que una tormenta mundial arrase con todo y con todos a su paso.

Gerard Butler no es suficiente

El actor nunca ha llegado a convertirse en un reclamo cinematográfico. Tras una buena racha con comedias y películas de acción, Butler ha ido cayendo en el olvido sin que nadie se diese cuenta. No es que el esté mal, cumple lo suficiente para resultar entretenido, pero si la película resulta ser tan floja como esta, uno espera que el actor principal brille más que nunca, que empuje a la gente a las salas de cine, cosa que no ocurre.

Algunos de los grandes problemas son la historia, el punto de partida de la película, y la relación que tiene todo el mundo con la persona que logró salvar a toda la humanidad. Puedo llegar a entender que quisieran hacer una película centrada en una conspiración, pero cuando toda la promoción se ha centrado en catástrofes naturales, lo mínimo que puedes hacer es que estas tengan más relevancia en la historia, además de tener más minutos en pantalla.

El mal de esta película son las expectativas

Tal y como ya he mencionado, estoy seguro que el problema del rechazo generalizado hacia esta película sea culpa de la promoción. El filme puede ser más o menos entretenida, o incluso puedes querer matar a la mitad de los personajes, pero estar esperando algo es definitivamente lo peor que le podía pasar. ¿Os imagináis que ‘Independence Day’ se hubiese centrado en el tema político tras un tráiler lleno de explosiones? ¿O que en ‘Animales fantásticos’ no viésemos ningún animal? Pues este es el problema.

Una película que debería de ser entretenida, explosiva y llena de acción, se queda en el más absoluto de los aburrimientos. Llega un momento en el que al espectador le importa un bledo si la red de satélites extermina a la humanidad o no, de hecho, el espectador espera que eso suceda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here