Después de hacer una de las sagas cinematográficas más importantes de la historia la vida de Peter Jackson cambió por completo. Antes de embarcarse en la aventura de la tierra media, el director se dedicaba a hacer películas un tanto diferentes, como ‘Braindead: tu madre se ha comido a mi perro’ o ‘Agárrame esos fantasmas’. Ponerse al timón de un presupuesto millonario, con un reparto inmenso y millones de fans con las expectativas por las nubes, no es ninguna tarea fácil, pero Jackson lo consiguió.

Pero parece que el señor Jackson se quedó con ganas de más, y no lo digo por ‘El Hobbit’, que la haría años más tarde, lo digo por ‘King Kong’. Universal conociendo el amor de Jackson por el simio Kong, le ofrecieron doscientos millones de dólares de presupuesto y una libertad absoluta, cosa que se tradujo en una película de 187min (200 min la versión extendida) en la que unos humanos fueron al hogar de Kong a tocarle un poco las narices, vamos, lo de siempre.

Ann Darrow , una actriz que se queda sin trabajo, tiene la “suerte” de que un día se cruza en la vida de Carl Denham, un director de cine que lucha para filmar su largometraje. A ellos se une Jack Driscoll, un guionista, y una tripulación que buscará su propio beneficio. Los protagonistas emprenderán un viaje a una remota isla. Una frondosa selva es el escenario ideal, pero descubren a King Kong, un gorila gigantesco.

Peter Jackson nos ofrece su particular versión sobre King Kong con Naomi Watts, Adrien Brody y Jack Black protagonizando el filme. Criaturas terroríficas y efectos especiales de lo más espectaculares dan vida a la isla a la que nuestros protagonistas se dirigen. Gracias a Universal he podido ver la película en su versión extendida, ya que únicamente la vi cuando se estrenó en cines, y la verdad es que los 30min de más no aportan demasiado al conjunto.

No voy a entrar ha hacer una crítica sobre la película ya que a estas alturas de la vida ya casi todo el mundo conocerá o habrá visto la película, pero si voy a nombrar algunas cosas que me llamaron la atención.

Naomi Watts es la estrella absoluta de la película. Ya desde el comienzo vemos que la actriz lo está dando absolutamente todo. Está divertida y alocada, y consigue que pese a la extensa duración del largometraje, su historia y escenas sean absolutamente adorables y frescas. Ella y King Kong son lo mejor. Pero luego sale Jack Black en pantalla y todo se arruina. El actor no logra soportar la película y sus caras y sobreactuaciones solo consiguen rebajar el filme hasta lo ridículo.

¿Por qué Peter Jackson odia a los dinosaurios?

Durante la película vemos unas cuantas especies de dinosaurios, desde un extraño tricetatops hasta unos cuellilargos un tanto patosos e inestables. Todos, y repito, TODOS, tienen el mismo destino, muertos. ¿Es necesario? No, de hecho, que salgan todos estos dinosaurios no aportan absolutamente nada a la historia, excepto el Rex, pero por desgracia tienen el mismo destino.

¿Os imagináis ‘Jurassic Park’ dirigida por Jackson? Me imagino a todos los humanos cargados con bazocas y eliminando uno por uno a estos animales. Peter, querido Peter, está claro que querías que resultase todo espectacular, pero no era necesario nada de esto. Escenas millonarias que no aportan nada y que podrían haber supuesto un ahorro para el estudio.

En la película original salían dinosaurios, pero… ¿hacen falta? El cine actual es mucho más pim-pam-pum, en especial en superproducciones como esta, por lo que añadir escenas como esas, gastándose un pastizal, no tiene demasiado sentido.

Meter tantas escenas en la selva – que muchas veces resultan repetitivas- , lo único que consigue es que el espectador esté totalmente aburrido para cuando salen de la isla. Toda la recta final de Nueva York resulta un tanto innecesaria, y la epicidad que debería conseguir se queda en un absoluto sopor.

En definitiva, nos encontramos con una película técnicamente bastante buena, aunque el paso de los años se nota en ciertos cromas de decorados, pero que se hace larga y pesada. De todas formas, Kong luce de maravilla y Naomi está fantástica, por lo que solo por verles a ellos merece la pena, eso sí, tirar por la versión del cine.

La edición en Blu-ray

Universal ha lanzado una reedición de la película que incluye tanto la versión cinematográfica como la extendida. No dispone de extras, a excepción de los comentarios del director. Una edición sencilla para recordar esta producción. Tanto en imagen como en sonido es fantástica.

Producto disponible en Amazon.es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here