Nunca he sido fan de ‘True Blood’. Es cierto que vi la serie al completo y que algunos personajes me parecían absolutamente maravillosos, pero la serie era mala, muy mala, o por lo menos así me lo parece a mi. ¿Cuál es el motivo por el que me vi toda la serie? Dame vampiros y yo seré tu consumidor número uno.

La primera temporada de la serie resultó ser muy refrescante y diferente. HBO se propuso hacer una serie en la que todo valía, daba igual el tema que tratase, pero en su segunda temporada las cosas se fueron de madre. La verdad es que no recuerdo exactamente de que iba esa segunda temporada, pero sé que vimos muchas orgías, alguien perdiendo un dedo, y una mujer con cabeza de toro. ¿Why? Why not.

Ahora nos llega la nueva serie de la creadora del mundo de Sookie Stackhouse, ‘Midnight, Texas’. Charlaine Harris vive obsesionada con los pueblos en mitad de Estados Unidos repletos de seres tenebrosos, y en esta nueva serie lo volvemos a comprobar. Es mala. Ya voy avanzando de que todo este tiempo de espera para poder ver la serie no ha merecido la pena – la serie se anunció en los upfronts del año pasado -. Estoy seguro de que el mayor error de la serie es que se emita en NBC, ya que es una serie que debería dar miedo, asco y sustos, y por desgracia lo único que asusta es como han podido hacer un casting en el que el mejor actor resulta ser un cadaver de plástico.

La serie nos sitúa en la vida de Manfred (François Arnaud), un médium que trata de huir de su peligroso pasado y acaba en Midnight, donde parece que la frontera entre los vivos y los muertos es particularmente fina. Y esto hará que se encuentre a vampiros, brujas, hombres lobo y otras extrañas criaturas.

La falta de personalidad de este proyecto hace que uno no conecte ni le interese lo más mínimo lo que este ocurriendo. Todos hemos visto series malas, que tenga actuaciones cutres o una historia mil veces vista no nos detiene para disfrutar de una serie, pero lo de ‘Midgnight, Texas’ es otro nivel. Es aburrida, indiferente y totalmente hueca. Quizá con el paso de los episodios la cosa vaya mejorando pero la verdad es que la primera impresión no podía haber sido peor.

Las comparaciones son odiosas pero son inevitables, la mezcla entre ‘True Blood’, ‘Under the Dome’, ‘Supernatural’ y ‘Constantine’ hace que nos encontremos con una bomba de relojería que tiene los días contados. ¿Por qué las series comenzadas en verano son tan cutres y anticuadas? Es cierto que no estamos en temporada alta, pero mientras HBO nos ofrece series impresionantes, nos encontramos con que otras cadenas deciden estrenar series olvidables y con un aire añejo.

1 COMENTARIO

  1. Perdona, pero el que a ti en particular te parezca mala, no quiere decir que lo sea. A mi me gusta, es entretenida y no se regodean en lo de siempre, sexo y sangre. Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here