Seguramente muchos de vosotros recordaréis Pedro y el dragón Elliot, una película de Disney de 1977 en la que un musical nos contaba la historia de un niño huérfano y su amigo Elliot, un dragón verde de alas rosadas dibujado en 2D. Este remake titulado “Peter y el dragón” nos ofrece la esencia de ese clásico pero con una historia un poco diferente, eso sí, la dulzura, la nostalgia y ese aire familiar y agradable, son los ingredientes que si que se repiten en este filme.

Muchos medios y personas ha marcado este filme como “les encantará a los niños”, pero yo tengo que decir que “le encantará a todo el mundo”, o por lo menos a todo el mundo que tenga corazón y le guste un poco el mundo de los cuentos y la fantasía. No es que la película sea un cuento, lo que nos exponen es real en el mundo de la película, pero su forma de contárnosla, gracias a la gran actuación de Robert Redford, nos hace trasladarnos a un mundo mágico.

peter_003

La historia comienza con un Peter viajando en coche con sus padres, están en una aventura, hasta que un terrible accidente deja al pobre Peter solo en el bosque. Con este comienzo al más puro estilo “El libro de la selva”, vemos como Peter conoce a Elliot. Oakes Fegley, el joven Pete, nos ofrece una actuación impresionante, Disney ha hecho un casting fantástico, este niño es capaz de inundarnos de inocencia desde el minuto uno. El personaje de Grace, la maravillosa Bryce Dallas Howard (“Jurassic World”), consigue crear una relación natural y adorable con Pete, sus miradas, sus acciones, logran arrancar una sonrisa y alguna lagrimilla.

La película es técnicamente IMPOLUTA. El trabajo de Weta Digital es impecable, el dragón y todas sus acciones y “poderes” están fantásticamente llevados a cabo, Disney ha logrado un acabado impresionante, tanto con “El Libro de la Selva” como con esta película han demostrado que con tiempo, cariño y supongo que mucho dinero (o seguramente menos que el que nos imaginemos) se pueden lograr grandes efectos especiales. Ya le gustaría a la reciente “Tarzán” tener un acabado como este.

peter_002

La banda sonora es otro de los grandes fuertes de la película, el trabajo de Daniel Hart es muy impresionante. La música con estilo country consigue darle una personalidad única, y logra distanciarse de la película musical “Pedro y el dragón Elliot” dandole una personalidad propia. No cae en repeticiones ni el el uso de la banda sonora de la película anterior, cosa que se suele ver con los remakes.

Solo me queda deciros que disfrutéis de esta gran película, una de las mejores de este verano, y disfrutéis de esta aventura dulce que os hará soñar, llorar y emocionaros como si fueseis unos niños. Una película muy recomendable para todo el mundo, no solo para los más pequeños de la casa.

Pronto tendremos a Daniel Hart, director de esta película, como maestro de ceremonias del remake de Peter Pan en imagen real, ¿nos encontraremos con otra pequeña joya como esta? Yo estoy seguro de que sí, esto no sera un “Pan”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here