Review: “El Fundador”, lo tuyo ya no es tuyo

1

La historia de “McDonalds”, esa historia gris y oscura que surgió de un robo a mano armada.


El mundo de la comida rápida no es uno que me llame especialmente, las cocinas suelen ser sitios donde la rapidez, agotamiento y falta de higiene inunda cada esquina. Seguramente no hayáis leído el libro “Confesiones de un chef” de Anthony Bourdain, pero el mundo entre los fogones no es como nos lo han mostrado en películas como “Sin Reservas”. En esta ocasión no nos metemos en la cocina, o no demasiado rato, y “El fundador” se centra más en como Ray Kroc se hizo con el poder de algo que el no había creado.

La verdad es que desconozco si todo lo que ocurre en la película ocurrió tal cual, el filme narra la historia de cómo Ray Kroc, un vendedor de Illinois, conoció en 1950 a los hermanos Mac y Dick McDonald, que llevaban una hamburguesería al sur de California. Impresionado por la velocidad del sistema de cocina de su hamburguesería de San Bernardino, Kroc visualizó el potencial de la franquicia y hábilmente se fue posicionando para arrebatárselo a los hermanos y crear el hoy imperio de un billón de dólares. Y así es como nació McDonald’s.

El ritmo que tiene la película es uno de sus puntos a favor, el director John Lee Hancock (“Al encuentro de Mr. Banks”) y el guionista Robert D. Siegel (“El luchador”), consiguen una película biográfica de lo más entretenida pese a que el personaje principal resulte lo peor de lo peor y desees que le pase lo peor del mundo. Los personajes secundarios son otro de sus puntos fuertes, no logran equilibrar la balanza entre buena gente y mala, pero si sirven como respiro para ese aura gris que se crea desde el principio.

Michael Keaton es lo más flojo del filme, o por lo menos es lo que me pareció a mi. Su actuación carece de alma e intención, en cambio, los secundarios como los hermanos McDonalds John Carroll Lynch y Nick Offerman, o la gran Laura Dern poseen la fuerza necesaria para ver como se desarrollan los hechos. Algunos me dirán que puede que me deje llevar un poco por el odio que se crea sobre la figura de Ray, y que Michael no lo hace mal, pero ¿de verdad no os resulta una actuación un tanto postiza? En el pase parecía que la opinión estaba bastante 50-50. Parece ser un papel que odias o amas, sin termino medio.

No es una historia simpática, ni una historia con un final feliz, y puede que tampoco sea uno de esos biopics que resulten interesantes, como los de Steve Jobs o Jackie, pero por una parte creo que también es necesario ver el lado oscuro de personajes que pocos conocen pero de los que consumimos su productos. ¿Quién no ha probado un Big Mac?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here