“La Bella y la Bestia” llega a los cines con esta nueva versión en imagen real. La versión extendida de lo que conocíamos hasta el momento.


La moda de los remakes de los clásicos Disney comenzó ya hace algún tiempo con las versiones de “101 dálmatas”, “Alicia en el país de las maravillas” o “Maléfica”, pero ninguna ha causado tantas esperas y ganas como “La Bella y la Bestia”. En 1991 llegó el clásico de animación, y se convirtió en la primera película animada en estar nominada en los Oscar en la categoría de “Mejor película” – en aquel momento no existía la categoría de “Mejor película de animación”.

Desde ese momento, hasta el día de hoy, todos hemos cantado las canciones de este filme sin parar, desde “La Bella” hasta “Que Festin”, pasando por la mítica escena del baile o la de Gastón en el bar. Ahora, con el remake de este clásico, vamos a poder ver cobrar vida todas estas escenas con Emma Watson como Bella, Dan Stevens como Bestia, Luke Evans como Gastón y Kevin Kline como Maurice. ¿Estáis preparados?

La película dirigida por Bill Condon (“Dreamgirls” o “Amanecer, Parte 1 y 2”) y con el guión de Stephen Chbosky y Evan Spiliotopoulos, no confundir con Niko Tatopoulos, personaje protagonista de Godzilla, nos traen una de las películas más esperadas y temidas de este año. Es innegable que existe un miedo generalizado por esta película, y es hora de quitárselo. ¿Qué os vais a encontrar en este remake? Pues lo mismo que en la versión animada, eso sí, os encontraréis una versión extendida y más detallada, con nuevas canciones y unos nuevos pasados.

Si bien visualmente es una maravilla, aunque no está a la altura de “El libro de la selva”, nos encontramos con un par de detalles que no la hacen brillar todo lo que debería. Emma Watson parece no lograr una química 100% con el papel, y da la impresión de que únicamente se queda en la superficie de lo que podría ofrecernos, lo cual es una pena, ya que sabemos que ella y Bella puede darnos mucho más. Por el contrario, Dan Stevens (“Legión”), nuestra Bestia, logra captar nuestra atención con simples miradas.

Y por otro lado se palpa el poco riesgo a explorar un poco más la historia o de cambiar lo conocido. Como he dicho anteriormente, nos cuentan un poco más del pasado de Bestia y Bella, pero aún así la película no logra despegar con luz propia, y no paramos de compararla con la película de animación en todo momento.

Pero no os asustéis, este musical hará las delicias de los fans y los amantes de los musicales. El espectáculo audiovisual es sencillamente fantástico. Yo desde luego, estoy deseando volver a verla y aprenderme las nuevas versiones y canciones que Emma, Luke, Ian, Ewan, Dan, etc… cantan durante la película. Preparaos, que la película os hará volver a soñar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here