Llega “Santa Clarita Diet”, la serie con Drew Barrymore a lo loco y sin frenos. 10 episodios llenos de humor y sangre, mucha sangre.


Con una banda sonora que evoca a “Mujeres Desesperadas”, y una protagonista que mezcla la locura de Susan Mayer con el espíritu de Olivia Moore (de “iZombie”), llega “Santa Clarita Diet”, la última locura de Netflix. Sheila (Drew Barrymore) y Joel (Timothy Olyphant) son un matrimonio de lo más peculiar, socios inmobiliarios y llevan una vida de cómoda insatisfacción en Santa Clarita, un suburbio residencial de Los Ángeles, con Abby, su hija adolescente; hasta que un bendito día, Sheila experimenta una crisis dramática que los transporta a un mundo de muerte y destrucción…

La primera temporada de la serie llego este viernes 3 a la plataforma, 10 episodios repletos de locura y grandes dosis de asquerosidad. Esta serie no es para todos los estómagos, pero sí es un buen divertimento de lo más loco, perturbador, asquerosillo. Yo últimamente no suelo ver ningún tráiler, ni ningún material promocional, muchas veces estos materiales logran quitar la magia de la serie o película en cuestión, estropeando el visionado y quitando las sorpresas que nos deparan.

En este caso, he llegado virgen al visionado, no sabia nada, y menuda sorpresa. No solemos ver demasiadas comedias con grandes dosis de género, en este caso el género Zombie, normalmente son comedias bastante realistas o con un humor bastante simple, pero no en Diet. La serie comienza ya con las pilas cargadas, una escena a lo más puro estilo Scary Movie 2 nos mete de lleno en un mundo no apto para espectadores sensibles. Vomitos y sangre, y sangre y extremidades arrancadas, eso es lo que nos deparan estos 10 episodios.

Pero no es una serie que se tome en serio a si misma, no es un drama ni una serie policiaca, en los armarios, sótanos o garajes de estos barrios residenciales se esconden muchos secretos y/o esqueletos. Que se lo pregunten a este matrimonio que harán lo que sea necesario para sobrevivir y contener su pequeño secreto dentro de sus cuatro paredes. Ellos son el alma de la fiesta, Drew y Timothy hacen que la serie tenga un ritmo de lo más interesante y que hagan que la serie merezca la pena desde el primer minuto.

[miptheme_alert type=”info” close=”false”]Mejores episodios:

1×01.- Un murciélago o un mono: El comienzo de la serie es fantástico. Escenas potentes, llamativas y con Drew y Timothy dándolo todo desde el principio. Aunque reconozco que quizá me haya gustado tanto por no saber de que iba la serie, y todo me ha sorprendido.

1×06.- Hay que cuidar los detalles : La historia se complica un poco en este episodios y nos ofrece situaciones de lo más estúpidas y locas.

1×08.- ¿Qué cantidad de vómito?: Con este episodio he querido vomitar XD Sí, así de claro. La historia de un nuevo giro y nos encontramos en una situación de lo más paródica.[/miptheme_alert]

Algunas personas me han comentado que la serie les ha resultado aburrida, pero yo personalmente me he reído y disfrutado con Barrymore como nunca lo había hecho, bueno, excepto con la saga “Los Ángeles de Charlie”. Drew Barrymore explicaba el papel así: “Esta muerta viviente pasa por un renacimiento. Un buen día se levanta y ve cosas a su alrededor que antes le pasaban desapercibidas. A mí me parecía fascinante el potencial de este papel y cómo podía significar una transformación física, emocional y de conducta”. La verdad es que ver a Drew en este papel resulta sorprendente y muy divertido.

No os perdáis esta serie, no os decepcionará, pero estar preparados para ver algunas cosas que os quitarán el hambre, no creo que todos estemos preparados para ver sangre everywhere. 10 episodios x 30min = 5 horitas de locura.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here