Es de sobra sabido que cuando los guionistas están faltos de imaginación a la hora de crear una historia se recurre a los libros para seguir tirando. Así está pasando con la última adaptación literaria en la pequeña pantalla, Las Crónicas de Shannara, producida por la MTV o con la archiconocida Juego de Tronos, de la HBO. Pues bien, aquí también quiero aportar mi granito de arena y propongo cinco sagas literarias que me gustaría ver convertidas en series.

Crónica del Asesino de Reyes (de Patrick Rothfuss)

Esta trilogía de fantasía épica formada por El nombre del viento, El temor de un hombre sabio y Las puertas de piedra (título aún por confirmar) podría ser un gran proyecto producido, por ejemplo, por HBO (soñar es gratis). Cuenta la historia de Kvothe, un personaje legendario ya retirado que accede a realizar su biografía de la mano de un escribano, de forma que todo el mundo pueda conocer los motivos por los que se convirtió en leyenda. La densidad de los libros darían para unas cuantas temporadas.

Memorias de Idhún (de Laura Gallego)

Trilogía formada por La Resistencia, Tríada y Panteón. Su argumento transcurre en tres mundos: Idhún, Limbhad y la Tierra. Los habitantes del primer mundo intentan deshacerse del gobierno tirano de Ashran el Nigromante y los sheks, y para ello contarán con la ayuda de Jack y Victoria. Aquí me arriesgo, y ya que Laura Gallego es producto nacional, podrían producirla AtresMedia o, por qué no, TVE.

El Silmarillion (de J. R. R. Tolkien)

Lo sé, este es sólo uno de los libros del universo de la Tierra Media, pero es que es tan denso que daría para mucho. El Silmarillion se sitúa muchos años atrás de El Hobbit y El Señor de los Anillos, y cuenta el surgimiento de las razas de la Tierra Media, por lo que serviría como un buen contexto histórico para ambas obras. La imposibilidad de llevar al cine este libro lo hace aún más atractivo para ser adaptado a la televisión. Aquí volvería a apostar por la HBO.

Amos y Mazmorras (de Lena Valenti)

Aquí tiro de recomendación. Saga compuesta de ocho volúmenes hasta el momento, reúne una historia de tintes eróticos que mezcla FBI, BDSM, tráfico de drogas y prostitución. ¿Necesito decir más?

La Biblioteca de los Muertos (de Glenn Cooper)

Compuesto por el primer libro del mismo nombre, El libro de las almas y El fin de los escribas, conforman una trilogía ambientada en dos tiempos, la Bretaña del siglo VII y la actualidad. Asesinatos, conspiraciones e historia es el poderoso cóctel que ofrece Cooper.

¿Qué os parecen estas propuestas? ¿Cuáles añadiríais?

[ACTUALIZACIÓN]: Resulta que buscando por Internet he visto que Pioneer Pictures va a ser la encargada de adaptar la trilogía de La Biblioteca de los Muertos. Juro que la añadí sin saberlo, y me alegro. ¿Se cumplirá con las demás?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here