‘Ajin’: Un manga increíble que acaba de finalizar

Norma Editorial acaba de finalizar la colección de Ajin, un manga con guion de Gamon Sakurai y dibujos de Tsuina Miura, que arrancó en mes de octubre de 2015. Siete años en los que se han publicado los diecisiete tomos que componen esta historia que atrapa, enamora y sorprende. El seinen con grandes dosis de terror, ha completado un ciclo de una manera muy satisfactoria. Ha contentado a los lectores y ha ofrecido ese ansiado final que todos esperábamos. Un gran manga. Un gran final.

'Ajin': Un manga increíble que acaba de finalizar • En tu pantalla

La historia con elementos sobrenaturales, nos cuenta como hace 17 años, aparecieron los primeros inmortales en los campos de batalla de África. Poco después, nuevas formas de vida inmortal, antes desconocidas, comienzan a aparecer entre los humanos, y reciben el apodo de “Ajin”. Un jove estudiante de secundaria japonés, llamado Key Nagai, ve su vida alterada por completo cuando, justo antes de las vacaciones de verano, muere en un accidente de tráfico de camino a casa. Sin embargo, el joven revive y un precio se coloca en su cabeza. Es un Ajin.

Durante todos estos años no hemos parado de escuchar el nombre de Tokyo Ghoul, una aventura terrorífica con monstruos viviendo entre los humanos. Ingrediente que comparte con esta historia. Sin embargo, o por lo menos a mi me lo parece, Ajin nos ofrece una visión más adulta, política y con mayor profundidad, sin olvidarnos de los giros y escenas de acción. Dos obras diferentes pero similares. Aunque esta, la que estoy comentando en este texto, no ha recibido la misma atención. Seguramente debido a su anime, que no ha causado tanto furor.

La historia es solida, interesante, repleta de detalles, todo acompañado de un dibujo dinámico y minucioso. Es totalmente impresionante. Si necesitáis una lectura ágil y entretenida, Ajin puede ser lo que estéis buscando. Es salvaje. Dura. Sangrienta. Pero esconde muchos más secretos bajo ese impresionante dibujo. De verdad, merece muchísimo la pena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí