Hablamos sobre la obra estrella de Takahiro, dibujada por Tetsuya Tashiro, editada por Norma Editorial. Una historia llena de dolor, sangre, venganza y un gran sentimiento de justicia. ¡Ya a la venta la colección completa!


Esta review se ha escrito después de leer los tres primeros tomos de ‘Akame Ga Kill!’ y no contiene spoilers.

Luchas, armas con poderes ocultos, personajes misteriosos y una brutalidad inherente en todas y cada una de sus páginas. La portada de este manga parece que nos transportaba a un mundo de vampiros, sí, tengo un problema de amor con estos misteriosos seres, lo reconozco. Ya en el manga de Crimen Perfecto pensaba que la historia era sobre vampiros, y me equivoqué. Y en este caso, también. No hay vampiros, pero sí sangre.

La historia nos introduce en la vida de Tatsumi, un joven que abandonó su pueblo para ir a la gran ciudad con un propósito, conseguir suficiente dinero y fama para salvar su hogar natal. Es un gran luchador, el manejo de la espada es algo que controla a la perfección, pero lo que no controla tan bien es la confianza. Cree que todo el mundo es bueno… pobre chico.

El manga, escrito por por Takahiro y dibujado por Tetsuya Tashiro, es de lo más adictivo. La historia es ágil, sencilla y está todo tan bien planteado desde el principio que lo único que tiene que hacer el lector es zambullirse en la historia. Muchas veces, a la hora de presentar un mundo y personajes, el manga (o novela) se lanza por completo a contarnos todas las reglas desde el primer tomo o capítulo, pero en esta ocasión todo se va mostrando según va avanzando la historia y lo aprende el propio protagonista.

Nos metemos en la piel de Tatsumi, alguien que creía vivir en un mundo normal y que va descubriendo los horrores y la verdadera del mundo en el que vive. Y creedme, es un mundo muy cruel.

Este shōnen es durillo. En muchos ocasiones nos encontraremos con momentos que nos romperán el corazón, cosa que ya nos avisan los propios personajes. El equipo Night Raid, los asesinos más buscados por el gobierno, pondrán en riesgo sus vidas en cada una de las misiones a las que se tengan que enfrentar, algunas con resultado positivo y otras… otras no tanto. En muchos momentos me ha recordado a Fullmetal Alchemist, ha sido inevitable, la mezcla entre acción, drama y comedia es muy difusa, pasando de la carcajada al estado de shock en cuestión de viñetas.

En los tres primeros tomos ya se nos presentan los que serán los ejes centrales de la historia, y lo más importante, se nos muestra a la perfección el tono que posee esta historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here