‘American Assassin’, Dylan O’Brien se lanza a la acción sin descanso

0
244

Llega una nueva aventura de acción, en la que la venganza es el plato principal. Un joven James Bond.


Es inevitable ver películas de este estilo y no pensar en el mítico agente 007, ya sea por las escenas de acción o por la trama de la historia. ‘American Assassin’ no tiene la clase y sofisticación de James Bond, pero si posee varios de sus ingredientes. Basada en la primera entrega de la popular saga de best-sellers del agente Mitch Rapp, escritos por Vince Flynn, nos llega este thriller de acción que os atrapará.

Dirigida por Michael Cuesta (‘Matar al mensajero’) y protagonizada por Dylan O’Brien (‘Teen Wolf ‘), Michael Keaton (‘Birdman’), Sanaa Lathan (‘Ahora me ves 2’) y Taylor Kitsch (‘Battleship’), la película nos mete en la vida de Mitch Rapp, un joven recluta de operaciones encubiertas de la CIA. De un día para otro, tras un suceso que marca en el joven, se ve investigando una ola de ataques aparentemente aleatorios a objetivos militares y civiles.

Un comienzo potente

Uno de los puntos fuertes del filme es su comienzo. No voy a entrar en demasiados detalles, ya que creo que la importancia de esta escena es que no sepas que vas a encontrarte, pero sí os puedo decir que es bastante impactante. Una de las cosas que más pena me da es que este hecho no llegue a afectar demasiado a la historia general ni al desarrollo del personaje. Tras una introducción y un primer contacto de lo más potente, la película tira por un ritmo e historia mil veces visto en este tipo de películas. Y eso, para mí, es un gran error.

Aunque resulta entretenida en todo momento, el espectador puede tener varias sensaciones de Déjà vu. No llega a ofrecernos nada nuevo y lo que parecía una película que iba a usar la venganza como eje central, termina siendo algo más simple y menos visceral para nuestro protagonista.

¿Un nuevo James Bond?

La verdad es que desconozco por completo la saga de libros en la que está basada, por lo que no tengo ni idea de cuales son las aventuras del joven Mitch. Pero esta puede ser una muy buena oportunidad para Dylan para adentrarse en un cine más adulto y conseguir hacer una saga alejada de las tramas adolescentes. Vamos, Tom Cruise tiene Misión Imposible, y Matt Damon tiene Jason Bourne. No es una idea nada descabellada. Todo dependerá de la taquilla…

Es entretenida, que es lo importante, aunque se echa de menos un mayor riesgo en el desarrollo de la trama y los personajes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here