Crítica de ‘Bajo Sospecha’, una serie con todos los ingredientes que necesitamos

Anoche se estrenaba en Antena 3 una de las grandes apuestas de ficción nacional y la cual tenía muchas ganas de ver. La respuesta del público también fue muy positiva ya que fue uno de los mejores estrenos en años con un 21,6% de Share y más de 4 millones de espectadores.

Era el plato fuerte de la cadena para el pasado Otoño, pero ha sido ahora cuando la han sacado del cajón para que todos podamos comentar y disfrutar de ella.

Antes de verla lo que más llama la atención de la serie es el reparto que tiene, casi todo caras conocidas de otras grandes ficciones de nuestro país, y otras caras nuevas y jóvenes que espero que aporten frescura a la serie y buenas interpretaciones.

También echábamos de menos en nuestra TV un thriller policial en donde abundan los secretos y donde nada es lo que parece. Un género que cada vez que se hace en TV suele dar muy buenos frutos.

Antes hablaba de interpretaciones, y anoche una de ellas fue muy sonora en las redes sociales. Blanca Romero (La ex profe de FoQ que en esta serie es también medio profe), nos dejaba con un registro más bien plano sin emoción ni nada, parecía un robot mono con demasiados minutos en pantalla.

Otro muy comentado fue el de Alicia Borrachero que con muy pocos minutos en acción consiguió un aplauso del público. Yo espero que en los próximos capítulos tenga más protagonismo porque puede dar más de sí.

Bajo Sospecha nos trae un cluedo familiar, con toques de misterio, intriga, una BSO que encandila al espectador y lo hace estar en tensión, buenas dosis de interpretación. Consigue con sus primeros minutos ir al grano de la trama general y mostrarnos todas las cartas con las que vamos a jugar.

Intrigas y secretos que pueden hacerse pesados, porque en este primer capítulo hemos visto como todo el mundo que ha salido tiene algo que ocultar y eso hace perderse un poco, aunque si también ves Pequeñas Mentirosas esto es un juego de niños.

Anoche también saltaron a las redes sociales las comparaciones con Broadchurch. Si es verdad que se centra en un niño, (en este caso la niña no está muerta, aún), que el pueblo es sospechoso, una pareja de detectives… Pero creo que aunque tenga toques parecidos, que yo creo que todas las series de este género tienen algo en común, Bajo Sospecha ha conseguido su propio camino e identidad.

Un lujazo de serie que encima nos deja con un final muy atrayente para seguir viéndola y que encima acaba antes de las 12 de la noche, cosa que ya no sabíamos que era eso en España.

La recomiendo totalmente y con ganas de descubrir más sobre este misterioso caso de la desaparición de Alicia que espero que no nos defraude.

Se necesitan más series así en España y poco a poco estamos consiguiendo (que en parte ya lo tenemos) una ficción admirable y envidiable.

- Publicidad -

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí