Cuatro años han pasado desde que Betty Suárez llego al edificio “Meade” en busca de trabajo con su poncho de Guadalajara. Desde ese momento no hemos parado de reír, llorar, gritar a la pantalla,… con las aventuras de la secretaria de Daniel Meade, cabeza de la revista de moda “Mode”.

Ha sido una aventura que se despide en su momento mas dulce, justo cuando Betty empieza a sentirse libre y caminar hacia su futuro ideal. La despedida ha sido como depilarse con cera, dolorosa y rápida, aunque luego nos deje una tranquilidad y suavidad que nos deja satisfechos con el recorrido de nuestros personajes. Porque después de cuatro años, son nuestros personajes.

Ver como Betty ha pasado de ser el patito feo ha una mujer ha sido duro, un camino cuesta arriba con subidas y bajadas, amores y desamores y sobretodo su familia y amigos. Ahí es donde encontramos a los mejores personajes de la serie, Marc y Amanda, una pareja que nos ha dado grandes momentos, nunca me olvidare de su versión de Dreamgirls en el capitulo ocho de la primera temporada.

Por la serie hemos visto pasar a famosos de todo tipo, desde Salma Hayek a Victoria Beckham o la jurado de Project Runway Nina Garcia o uno de los concursantes de ese programa Christian Siriano. Todos nos han dado lo mejor de ellos, momentos que recordaremos con cariño. Como cuando Alexis sale de su escondite y nos deja totalmente pegados a la pantalla con su “Soy Alex”.

Wilhelmina ha sido una mala con mucha mala leche, hemos entrada en un juego muy peligroso con ella desde el principio. Siempre ha querido controlar la revista y nunca ha escatimado en planes para conseguirlo. Casarse o robar semen son unos ejemplos, aunque también hemos visto el interior de su corazón, su hija Nico y su gran amor Connor.

Se puede decir que existen dos grandes familias en la serie, la familia de nuestra protagonista y la de los Meade. Los Suárez siempre han dado el toque personal a Betty, su casa, obras de teatro, bodas,… son un núcleo fuerte y sin fisuras. Por el lado contrario tenemos a la familia Meade, esta llena de huecos, traiciones, asesinatos, … pero en el fondo son una familia.

No me quiero alargar hablando de la serie eternamente y doy punto y final a una de las mejores series de los últimos años, y una de las mas infravaloradas. Todo el mundo cree que esta serie es como su serie original o todas las que salieron, pero esta es distinta, es una serie de calidad, donde no nos intenta liar ni alargar las historias, simplemente nos lo hace pasar bien. Y a diferencia de un culebrón en esta serie los personajes están bien construidos.

Me dejo muchos personajes, como Hilda, Justin, Ignacio, Christina, Bradford, Claire, Molly, Charlie, Fabia, Gina, Constance, Henry, Matt, Kimmie, Nick, Sofia, Gio, Santos, Shila, William, Cliff, Walter, Tyler y el gran Suzuki.

Y como no, el misterioso asesinato con el que empezo la serie, Fey Sommers.

Goodbye Betty, we’re going to miss you.

Compartir
Artículo anteriorThe Vampire Diaries: Damon y los otros…
Artículo siguienteHappy Town o como ser aburrido
Creador y editor de "En tu pantalla". Ya han pasado más de diez años desde que la web empecé la aventura de tener un blog propio en el que hablaba de series, cine, dvd, blu-ray, anime... Mi pasión por las series y el cine hacen que devore todo lo que pase por mis manos. "Buffy, la cazavampiros" y "Alarma en el Expreso" son los pilares de mi mundo seriefilocinematográfico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here