Llega la secuela de una de las películas de ciencia ficción más importantes hasta la fecha.


Es innegable. No es una simple película. Es toda una insignia de la ciencia ficción. ‘Blade Runner’ no es como cualquier otra película, y tampoco es una película para todo el mundo. Su ritmo, sus personajes, su historia y su forma de desarrollarse son bastante únicas en el cine. Ridley Scott nos trajo en 1982 la adaptación de la obra de Philip K. Dick, una adaptación que ha ido cautivando a los espectadores año tras año. Ahora, Denis Villeneuve, director de ‘La Llegada’ o ‘Prisioneros’, nos trae la secuela. 35 años más tarde.

¿Es una obra de arte? ¿La mejor película del año? La crítica estadounidense no ha dudado ni un segundo el alabar y elevar este filme hasta la estratosfera. Pero se olvidan de algo importante en sus críticas, y es advertir a los espectadores. Esta película no es para todo el mundo. Esta película puede resultar aburrida para la gran mayoría de espectadores. Aunque visualmente nos encontramos con una absoluta obra de arte, la trama, historia, desarrollo y ritmo no son para todos los públicos. Protagonizada por Ryan Gosling, Harrison Ford, Robin Wright, Ana de Armas, Barkhad Abdi  y Dave Bautista, nos encontramos con un filme pausado, igual que la primera entrega.

¿La excitación hace que todos caigamos rendidos?

Seguramente. ‘Blade Runner’ es toda una película de culto, y por ello todos vamos con ganas para descubrir lo que nos tienen preparado en la secuela. Y nos dejamos llevar. Repito, no es una mala película, Denis sabe lo que hace, y lo hace muy bien. La dirección es impoluta, la banda sonora y en especial los efectos sonoros son una maravilla. Y la fotografía es absolutamente soberbia.

Nos encontramos escenas que nos dejarán sin respiración, como la llegada al desierto naranja o la escena en la que Ana de Armas demuestra saber lo que está haciendo. Pero también nos encontraremos una película en la que Ryan Gosling no brilla. La sombra de Harrison Ford es grande, y este joven actor parece no estar a la altura de las circunstancias.

No es sencilla de vender

Al igual que la primera entrega, y la película de animación de ‘Ghost in the Shell’, nos encontramos un producto muy difícil de vender al público. Yo sinceramente no me atrevo a deciros que es la mejor película que vais a ver este año. Para muchos será una obra de arte, y para otros muchos será una película de lo más aburrida. Y ambos tendrán la razón.

Lo mejor es que vayáis y juzgues por vosotros mismos. Con un comienzo fantástico la película nos cuenta una historia de lo más interesante, con un exceso de metraje, pero interesante. El poder de las imágenes y el sonido de Villeneuve es para quitarse el sombrero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here