El pasado mes llego a su fin una de las series adolescentes más llamativas de los últimos años, Gossip Girl. Seis temporadas, 121 episodios donde hemos podido ver la vida de un puñado de niños ricos de Nueva York.

Muchos tacharan la serie de horrible y sin sentido, pero se tendría que ver cuantos de ellos han visto la serie en su totalidad. Yo he sido un gran seguidor de la serie, y aunque en muchos momentos la serie ha pasado por fases totalmente soporíferas y desmadradas, la serie nunca ha perdido su autentico espíritu. Dinero y mamarrachez por todos los costados, culebrón adolescente de niños ricos, con últimos modelitos y música de lo más actual.

1.- Gossip Girl revelado

Todos sabíamos desde que comenzó, que uno de los grandes misterios de la serie era la identidad de Gossip Girl, y todos sabíamos que en el último episodio se daría a conocer su identidad pero… ¿era realmente necesario saber quien era? No.

Me gustaría decir que me ha gustado la revelación, pero la verdad es que deja bastante frio, en especial si vemos la reacción del resto de personajes frente a la identidad que les ha estado molestando constantemente los últimos 6 años contando sus secretos y arruinando su vida día tras día. Porque seamos sinceros, aunque algunas veces GG (Gossip Girl) intentara ayudar a nuestros personajes, siempre lo hacia en “beneficio” personal.

Creo que a estas alturas de la serie ya nos daba igual quien fuera la “chica” misteriosa, la serie ha ido evolucionando y el misterio diluyéndose frente a otros problemas mayores. Lo mismo pasa en “How I met your mother” (Como conocí a vuestra madre) donde el misterio de la madre dejó de ser importante hace mucho mucho tiempo, pese a que muchos de los fans, o no tan fans, estén a la espera de la “gran” revelación.

2.- Los chiquitos

Mucho no han cambiado nuestro grupo principal de cinco adolescentes, digo cinco aunque han pasado muchos más, entre ellos Jenny, Vanessa, Ivy y un largo ect…

Dan y Serena… y Nate y Blair y Chuck, el grupo de los cinco que se han liado los unos con los otros, que si Dan y Serena, que si Dan y Blair, Serena y Nate o Nate y Blair, o el gran amor Chuck y Blair, “amor” más bien, porque sí eso es amor yo debo ser de una especie alienígena fuera de combate.

Hemos visto al quinteto protagonista pasar desde sus años de instituto a una “madurez” absurda, les vimos pasar por la universidad aunque a día de hoy me pregunto si alguno llego a terminarla o cursar algún curso. Estos chicos han nacido sabiéndolo todo, son capaces de llevar una industria multimillonaria sin ningún tipo de conocimiento un hotel o un firma.

Si miramos atrás veremos que en el fondo la serie ha terminado con unos personajes bastante similares, poco han evolucionado, siguen con sus juegos y chiquilladas, y en vez de demostrar su gran amistad, siguen con su extraña relación que desde luego para mi no quisiera. Quiero tener amigos para que estén ahí y me ayuden, no para que me pongan la zancadilla y luego siga todo como si no pasara nada.

3.- Una última temporada

La última temporada de la serie tenia un argumento central, la venganza de Chuck contra su padre, pero ¿estaban verdaderamente los guionistas preparados para ese enfrentamiento? No, unas acciones torpes y argumentos de lo más alocados es lo que nos han ofrecido. Las cosas han pasado por pasar, y muchos de los personajes ha sido involucrados en esas tramas sin tener nada que ver con el problema, no ha tenido ni pies ni cabeza.

El final de la temporada anterior nos dejo a una Serena destrozada y que volvía a sus viejos hábitos, todo eso para nada. La quinta temporada no es que fuera una maravilla pero los hechos ocurridos en esos episodios podían haber dado un final mucho más impactante y lejos del “… y comieron perdices”. Es bonito ver como todo termina bien, pero en una serie como esta que demostraba tener mala leche, uno esperaba que se produjera un gran enfrentamiento.

Si digo la verdad, esperaba que Serena se fuera, que Dan terminara solo y sin amigos, que Nate cambiara y fuera más frio,…

4.- Para nada

Como habéis podido leer, puedo sacar bastantes fallos a la serie, pero desde un rinconcito de mi corazón puedo decir que la voy a echar de menos. Mis visionados se producían de forma maratoniana, dejando acumular muchos episodios o incluso una temporada entera y vérmelos todos del tirón en un día. Una gozada mamarrachil sin precedentes.

5.- Balance….

  • Dan debería de tener algo de personalidad.
  • Chuck… te odio, siempre te he odiado, desde el primer momento me has parecido un gilipollas demasiado intenso para la edad que “tienes”.
  • Nate pocas escenas sin camiseta.
  • Blair me encantas.
  • Serena me gustas, pero chiquilla no te aclaras, decide tu personalidad.
  • Jenny FAN.
  • Eric Zzzzz.
  • Los adultos me dan igual.
  • Dorota poco protagonismo.
  • Vanessa Zzzzz.
  • Ivy tu antes molabas.
  • Y que más… Nueva York TE QUIERO.

Ahora tengo que buscar una sustituta a Gossip Girl… The Carrie Diaries puede ser la sustituta, aunque también tengo 90210 para ponerme al día.

Si, Gossip Girl fue empeorando. Si, Gossip Girl repetía tramas. Pero Gossip Girl fue una serie que cambio el molde adolescente con su primera temporada y fue genial.

XOXO

(que no chocho)

Compartir
Artículo anteriorZona de Superhéroes: los pioneros
Artículo siguienteConcurso: Dvd “Touch” Temporada 1 [FINALIZADO]
Creador y editor de "En tu pantalla". Ya han pasado más de diez años desde que la web empecé la aventura de tener un blog propio en el que hablaba de series, cine, dvd, blu-ray, anime... Mi pasión por las series y el cine hacen que devore todo lo que pase por mis manos. "Buffy, la cazavampiros" y "Alarma en el Expreso" son los pilares de mi mundo seriefilocinematográfico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here