Siempre es bueno recordar aquellas películas que dieron comienzo a la animación en la pantalla grande, en el blog analizaremos los Clásicos (y quizá no tan clásicos) Disney, desde el primero hasta el último. Y no, no nos olvidaremos de otras compañías de animación. Todo el que me conoce sabe de mi amor por la animación del estudio de Walter Elias Disney, el hombre congelado.

Tengo que hablar un momento de mi admiración por el joven Walter, lucho por conseguir su sueño y pese a no tener muchos conocimientos el joven Walt intento por todos los medios revolucionar y crear una industria que por aquel momento estaba empezando. Los comienzos fueron difíciles, pero junto con grandes artistas consiguió crear un joven ratón Oswald (del que más tarde perdería los derechos y se convertiría en Mikey Mouse) y unos cortos musicales “Sinfonías tontas”… eso les llevo a que en 1934 comenzase la gran aventura… el primer largometraje… Blancanieves.

Empezó la revolución y la desesperación, le paso lo mismo que le pasaría a George Lucas años más tarde con Star Wars… la situación le supero muchas veces pero finalmente llego la fantástica joven de piel blanca y sus pequeñitos 7 hombrecitos. ¿Qué os parece el primer clásico de Disney? ¿Cuál es vuestro enanito preferido? Para mi siempre será Mudito (y seguramente para muchos de vosotros), es el más inocente y adorable de todos ellos y transmite muchísimo sin soltar ni una palabra, Gruñon también es muy adorable pero no tan cercano como nuestro enano mudo.

Reconozco que cada vez que la revisiono me pongo a cantar con cada una de sus canciones y que un pequeño escalofrío me recorre con la terrorífica escena del bosque, y eso me arranca una sonrisa inocente hasta que aparecen las palabras “The End” en la pantalla. No recuerdo como fue la primera vez que la vi, pero ver esta película transporta a cualquiera que tenga un corazoncito a su época más infantil. Una pequeña gran joya de la historia del cine de 83min de duración, todo un trabajazo para la época en la que se hizo.

La historia tiene 5 personajes principalmente:

– Blancanieves: La protagonista que pese a vivir en un castillo presa de su malvada madrastra, es capaz de vivir feliz y de ver la belleza que la rodea, es un personaje inocente y frágil y necesita el apoyo de algún que otro personaje para mantener el interés y demostrarnos su protagonismo. Hoy en día este personaje femenino seria impensable, lleno de estereotipos de la época, imaginémonos una Blancanieves tipo Brave…

– La reina: Es una pena que la llegada de “Maléfica” se comiese con patatas a esta gran malvada, pero todavía tiene hueco en muchos corazones. Su “Espejito, Espejito,…” y su terrible manzana dejo a más de un niño lleno de miedo durante mucho tiempo.

– 1 que son 7: Los enanitos funcionan como un solo personaje, imaginaros a un personaje con 7 personalidades en su interior, algo así como Toni Collete en “United States of Tara”. Son el corazón de la historia pero un poco maleducados e inútiles, Blancanieves necesita un hombre en el que apoyarse pero estos enanitos necesitan una mujer para sobrevivir. Aunque el mensaje que se nos quedo a todos es que necesitaban a una mujer para limpiar y cocinar, ¡ah! y que cante.

– El cazador: El pobre hombre que se ve empujado a matar a la joven princesa.

– El príncipe: Ese monigote que aparece durante cinco segundos pero que es tan necesario para nuestra princesa, e innecesario para el publico.

Durante la historia de Disney hemos visto como las princesas han ido evolucionando y dejando de ser tan dependientes de un personaje masculino, aunque ha tardado mucho… ¿Cuál es la escena de Blancanieves que más os gusta? ¿La visteis cuando erais pequeños? ¿Cuándo? ¿Cómo? 

La historia es muy simple y muy lineal pero ¿hace falta más? La verdad es que no, la película funciona a la perfección y aunque no sea de lo más enrevesada y llena de giros, la película es una obra de arte, el diseño y técnica de dibujo son para quitar el hipo. Tenemos que recordar que antes se dibujaba uno a uno los fotogramas que estamos viendo y uno a uno los decorados que vemos durante el filme. La banda sonora también es uno de los grandes fuertes, bebe muchísimo de los cortos anteriormente nombrados en este post, “Sinfonías tontas”, y que más tarde abriría la puerta a la grande (aunque a veces aburrida, según el estado de animo que tenga uno) “Fantasía”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here