Un faro de luz para las nuevas generaciones.


El otro día un chico me lanzó la siguiente pregunta “‘Con Amor, Simon’ es una película para gays, ¿no?”. Creo que os podéis imaginar mi cara al leer este mensaje en un DM que me enviaron en mi cuenta de Twitter personal. La manía de etiqueta todo como si las emociones, sentimientos, atracciones y personas fuesen parte de las estanterías de un supermercado. No, ‘Con Amor, Simon’ no es una película para gays, es una película para aquellas personas que sientan empatía, en definitiva, sean humanos. ¿Qué significa esta película? ¿Es una película tan especial?

La película se centra en Simon Spier, un joven de diecisiete años con un secreto, algo que le provoca cierta inquietud compartir, no le ha dicho a su familia ni a sus amigos que es gay.  Además, un día, sin que se lo espere, conoce a un chico que se encuentra en su misma situación, lo curioso es que desconoce su identidad, ya que únicamente se comunican mediante correo electrónico.

Un viaje lleno de emociones

Esta película, basada en la novela de Becky Albertalli, está dirigida por Greg Berlanti, responsable de la mitad de la programación televisiva en EEUU en estos momentos y de películas como ‘Como la vida misma’. Es dulce, divertida, aterradora, emotiva y que os provocará más de una lagrimilla a lo largo de su hora y cincuenta minutos. Tal y como mencionaba al principio, el filme nos muestra el descubrimiento personal de un joven que intentará ser él mismo delante de todo el mundo.

¿”Salir del armario” le convertirá en otra persona? ¿Le tratarán de una manera diferente? Estas solo son algunas de las preguntas que plantea, sin olvidarnos de la fantástica pregunta: ¿Por qué los heterosexuales no salen del armario?

Berlanti, junto a Elizabeth Berger y Isaac Aptaker – los guionistas -, nos muestran una realidad, la cruda realidad de muchos y muchas adolescentes que se deben enfrentar a la heteronormatividad.

Un reparto impresionante

A la primera persona que tenemos que destacar es a Nick Robinson, nuestro Simon. Tras verle en producciones como ‘La quinta ola’, ‘Jurassic World’ y la serie ‘Melissa & Joey’, el actor se mete de lleno en la mente compleja de un adolescente. Su naturalidad, y la fragilidad que transmite durante todo el largometraje, hace que sea imposible no adorarle. Si a esto le sumamos a Katherine Langford, IMPRESIONANTE, y a Jennifer Garner, que interpreta a su madre, nos encontramos con la palabra AMOR. 

Se podría decir que nos encontramos con una mezcla entre ‘Wonder’ y ‘Las ventajas de ser un marginado’. Es un proyecto que nace desde la dulzura y desde la naturalidad, y se palpa en cada plano, en cada escenario, en cada interacción. Os mantendrá en tensión y también os hará vibrar con cada decisión y movimiento de Simon.

Yo al salir de ver la película lo único que podía pensar es… “Ojalá haber podido disfrutar de esta película en mi juventud”. No solo es entretenimiento, también emana muchos valores que la sociedad actual debería aprender. Sí, existe la homofobia, y sí, existe la manía de opinar y etiquetar a la gente sin tener el derecho a hacerlo.

1 COMENTARIO

  1. Hola, la verdad es que esta película me ha encantado, me ha hecho llorar de emoción y alegria al ver quien era su amigo secreto gay y la verdad que es una película brillante, le daria un 100 pero como solo hay 5 estrellas pues la daré, muy buena película

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here