Esta misma semana ha vuelto ARROW a su emisión en The CW, y la próxima semana podremos disfrutar de ese mismo episodio (2×10, Blast Radius) en Calle 13. Hasta ahora, esta segunda temporada está siendo de lo más entretenida y sus historias están alcanzando unos niveles increíbles. Y podríamos resumir parte de esas historias como “la inmersión en el universo DC”. Y no sólo por las referencias y personajes que han ido desfilando por la serie, sino por las propias leyes de ese universo. ¿Te has perdido? Digámoslo de otro modo: el universo televisivo de Arrow ha pasado de ser un universo tecnológico realista al estilo “Dark Knight” a ser un universo DC fantástico y de ciencia-ficción totalmente asimilable al de los cómics o al de “Man of Steel”. ¿Y cuando ocurrió esto? ¡Pues justo antes del parón de navidades!

Los dos últimos episodios que se emitieron antes de Navidad (2×08 The Scientist y 2×09 Three Ghosts) significaron por un lado, la aparición del elemento fantástico, y por otro lado, la entrada en escena de un nuevo personaje. La historia empieza cuando alguien irrumpe en unos almacenes de Queen Consolidated. Esto no sería nada extraño si no fuese porque el robo fue perpetrado por una única persona, la cual fue capaz de destrozar la puerta, dar una paliza a los guardias y salir con la mercancía a cuestas como quien carga con una bolsa del Mercadona. O sea, que fue alguien con superfuerza. Y así es como, por fin, asoma lo fantástico en Arrow. 

arrow_ep208_09

A la escena del crimen llega alguien desde el Departamento de Policía de Central City: Barry Allen, científico forense, quien dice estar trabajando en un caso semejante en su ciudad. Y desde los primeros segundos en que aparece, corriendo bajo la lluvia, notamos que hasta la banda sonora es diferente a la habitual: estamos ante un personaje importante, MUY importante. El científico es puro nervio, no para de hablar y es un entusiasta del análisis de la escena del crimen. Y desde el primer momento salta cierta química entre Felicity y él. Sea por verdadera sospecha, o por ciertos celos por la atención que le dirige Felicity, Oliver desconfía del recién llegado y lo manda investigar. Y descubre que sólo es un ayudante de CSI en Central City. Y que no hay ningún caso semejante en el que trabaja. Ante la acusación, Barry responde sincerándose: ha acudido a investigar el caso por las circunstancias extrañas que rodearon la muerte de su madre cuando él era pequeño, y de la cual culparon a su padre. Además, está obsesionado muy interesado en Arrow y tiene sus propias teorías acerca de dónde se forjó, así como ideas de mejora. Y en todas sus suposiciones ha acertado, oiga.

Mientras, Moira demuestra que se ha endurecido mucho por su paso por la cárcel. Ante la amenaza de Malcolm Merlyn que vimos en el episodio anterior, la matriarca de los Queen responde con una ofensiva: cuando Malcolm nombró su paso por Nanda Parbat, se puso a indagar y descubrió cosas acerca de la Liga de Asesinos. Y cuando Malcolm se deja caer para ver si ella se ha acobardado, ella le responde con un “a la seño vas“. O más bien, con un “o me dejas en paz a mi y a mis hijos, o aviso a Liam Neeson Ra’s Al Ghul, que lo tienes contento“. Por lo visto, la Liga no ve con buenos ojos el terremoto de los Glades y quieren darle una regañina a Merlyn.

arrow_ep209_01

Por su parte, Thea y Roy siguen indagando en el asunto del amigo de Sin que murió en extrañas circunstancias (vamos, con un chute de Mirakuru de agarrate y no te menees). Ya que el tema se pone peligroso (es lo que tiene cuando hay un criminal con superfuerza suelto) y Roy es así de cabezón y con pocas luces, Arrow se ve obligado a clavarle una flecha en la pierna para mantenerlo a salvo. Así con una pierna en alto no va a salir de casa. Por si las moscas.

A pesar de que se enfrentan a alguien con semejante fuerza (y con una densidad muscular como la del cemento, según descubre Felicity al analizar una flecha destrozada tras impactar con el señor), Oliver, muy decidido, va a por él. porque, según él, ya se ha enfrentado antes a alguien así y ha salido victorioso. Y claro, le dan pal pelo. Y durante la refriega, Ollie vuela hacia unas cajas repletas de jeringuillas con a saber qué compuesto. Y alguna que otra se le clavan. Al llegar Felicity y Diggle, no tienen otra: deben salvar a Oliver, y necesitan a alguien con conocimientos médicos. alguien como un forense que estaba yéndose en esos momentos hacia la estación de tren para volver a Central City.

arrow_ep209_06

Con semejante cliffhanger nos dejó el episodio “El Científico”, pero pudimos respirar tranquilos con “Tres Fantasmas”. En la segunda parte, Barry de despierta en la Arrowcueva y flipa en colores. Pero logra mantener la compostura y reacciona, salvando a Ollie. Sin embargo, Oliver se enfada mucho al derpertar y ver que el forense ya es uno más de los que conocen su secreto. Además, empieza a tener visiones Dickensianas de tres fantasmas: Shado, Slade y Tommy. Sabemos que Tommy murió en el terremoto pero, ¿y Shado y Slade?

arrow_ep209_08

En la isla, mientras, vemos como Oliver, Slade, Shado y Sarah llegan al submarino y encuentran el Mirakuru. Slade está pocho y se muere por momentos, de modo que Ollie decide inyectarle el suero, a pelo, sin sedante ni nada. Porque total, ¡va a morir igual! Al parecer no hace efecto, y Slade se queda inconsciente en el suelo. El malvado Dr. Ivo llega al submarino con sus minions y los atrapan. Una vez fuera del submarino, Ivo da a elegir a Olver quien vive y quien muere: va a disparar a Shado o a Sarah, y en sus manos está decidir a quién salva. Ollie se niega e Ivo dispara a bocajarro a Shado. Entonces llega Slade, que no estaba muerto, estaba de parranda. Y claro, con superfuerza. Y al encontrar muerta a Shado, entra en cólera. ¿Estamos ante el nacimiento de Deathstroke?

De vuelta a Starling City, vemos que Roy es todavía más cabezota de lo que esperábamos, y por seguir metiendo las narices donde no le mandan, es atrapado por Cyrus, el matón con superfuerza al servicio de Blood. Y el mismísimo Blood en persona usa a Roy como conejito de indias del mirakuru, pero el suero no funciona y le provoca un paro cardíaco. Es entonces cuando llega Arrow ,detiene a Cyrus y logra revivir a Roy. ¡Hurra! Brother Blood acude a su jefe para pasarle el informe de turno, y se revela quien es: Slade. Si, sobrevivió a la isla (aunque su ojo derecho no, y lleva un flamante parche) y está en Starling City tramando cosas malas.

arrow_ep209_04

Barry Allen vuelve a Central City para ver la puesta en marcha del acelerador de S.T.A.R. Labs pero deja un regalito a Oliver: una máscara para no tener que ir siempre pintándose los ojos de negro. Una vez en su casa, enciende la televisión para seguir las novedades del acelerador cuando advierten de que están habiendo fallos por culpa de la tormenta que azota Central City. Y es entonces cuando ocurre: una onda expansiva surge del acelerador y azota la ciudad. Y entonces vemos como Barry es alcanzado por un rayo, que lo lanza contra una de las estanterías cargaditas de productos químicos de su laboratorio. Desplomado e inconsciente sobre los restos de las estanterías, vemos como una especie de rayo rojo recorre el rostro de Barry: Flash ha nacido.

FLASH

Compartir
Artículo anteriorCrítica: Mandela, del mito al hombre
Artículo siguienteTráiler de Juego de Tronos: Temporada 4
Mi relación con las series y el cine viene de la mano de la fantasía y ciencia ficción. Aun recuerdo mis intentos de quedarme viendo "Expediente X" con mis padres y mi posterior enganche a "Stargate SG-1", las que aun considero entre mis series favoritas junto con "Smallville", que supuso la fusión con otra de mis pasiones, los cómics de superhéroes. En cuanto al cine, arrastré a mis padres a ver "Parque Jurásico" al cine por mi temprana obsesión con los dinosaurios, que todavía perdura. Así que si alguna serie o película tiene alguno de estos ingredientes, allí estaré para verla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here