Crítica de Frozen 2, una aventura en la que Anna y Elsa arriesgarán sus vidas para descubrir la verdad. Una de las películas de animación más queridas llega con una gran secuela. ¡Estreno el 22 de noviembre!


¿Quién dijo que las segundas partes no eran buenas? Disney vuelve a poner todas las cartas sobre la mesa con una secuela digna y llena de magia y emoción. Frozen se convirtió en todo un fenómeno en 2013 y ahora, seis años después, pretende volver a conquistar la taquilla. Y quien dice taquilla dice Disney Stores, para vender miles y miles de muñecas de Frozen. ¿Cuántas veces habéis escuchado “Let it go”?

Los espectadores de la primera entrega cayeron rendidos ante los encantos de Elsa, Anna, Olaf y Kristoff, mezclando el amor, la aventura y canciones de lo más pegadizas, solamente espero que estéis preparados para volver a enamoraros. Esta entrega es una absoluta preciosidad. El mundo de la animación avanza a la velocidad de la luz, solo hace falta ver la primera entrega de Toy Story y la cuarta, y con esta entrega pasa algo parecido. El detalle de cada plano, los movimientos de cada personaje, todo es absolutamente precioso.

Tengo que ser sincero y a mí me ha parecido muy superior a su predecesora. Una historia mucho más trabajada, unos personajes mucho más desarrollados, una mejor animación y una banda sonora absolutamente deliciosa. El trabajo de los dos directores, Jennifer LeeChris Buck, consigue que nos olvidemos de la primera entrega y muestre nuevas capas de todos y cada uno de los personajes.

La reina y la princesa, Elsa y Anna respectivamente, comparten la historia a partes iguales en esta secuela, dando más fuerza al personaje de Elsa comparándolo con la primera entrega, Frozen: El reino de hielo. Sí, teníamos la mítica canción “Let it go”, pero Elsa se quedaba en un segundo plano totalmente injustificado. Ahora no. Pero… ¿de qué va la película?

Sin entrar en spoilers, ya que esta entrada está libre de ellos, las hermanas se verán empujadas a una aventura sin precedentes, una en la que tendrán que luchar contra el pasado para intentar tener un futuro. Llegar al bosque, ese será el primer paso.

El guión equilibra muy bien el humor y el drama, usando la historia para adentrarnos en un territorio mucho más oscuro y a Olaf para dar un respiro al espectador. No parpadeéis, no dejéis de mirar la pantalla, la historia pasa del elemento musical a la aventura en cuestión de segundos, todo perfectamente unido y ofreciéndonos una gran variedad de géneros. ¿Podrá Elsa encontrar lo que busca? ¿Será capaz Anna de luchar contra todo lo que se interponga en su camino?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here