Crítica de ‘Jungle Cruise’, la aventura de este verano

El cine de aventuras está en peligro de extinción. Durante los últimos años hemos ido viendo como este género cinematográfico ha ido desapareciendo, dando paso a películas de acción, ciencia ficción y llenas de explosiones y tiros. Seguramente las últimas grandes aventuras fueron La Momia, con Brendan Fraser y Rachel Weisz, y Piratas del Caribe, dos películas de las cuales esta aventura, Jungle Cruise, bebe muchísimo. Se podría decir que si ambas películas tuviesen un bebé, esta aventura protagonizada por Dwayne Johnsson y Emily Blunt, sería el resultado.

Dirigida por Jaume Collet-Serra, director español con grandes películas a sus espaldas, como La casa de cera o Infierno Azul, nos trae un blockbuster lleno de alma, personalidad, entretenimiento, diversión y química. Jungle Cruise es una de las grandes películas de este verano.

https://youtu.be/yIL3SmcKCLc

Con un guion entretenido e imparable, unos diálogos que enganchan y unas interpretaciones llenas de carisma, la película nos introduce en una aventura ligera, llamativa y adictiva. Jungle Cruise nos adentra en la búsqueda de una leyenda, una flor que es capaz de curar todo tipo de heridas y enfermedades, pero nada es tan fácil como parece. Una terrible maldición viaja por las orillas del rio Amazonas.

Esta producción era lo que este verano necesitaba, algo fresco que nos hiciese recordar ese cine de aventuras olvidado y que contase con dos actores que nos han conquistado durante todos estos años. Dwayne y Emily consiguen una química increíble desde el segundo cero, ofreciendo unas «luchas» en pantalla que nos enamoran. Es como ver un partido de tenis entre dos actores que se nota, se palpa, que se lo están pasando en grande.

Crítica de ‘Jungle Cruise’, la aventura de este verano • En tu pantalla
Dwayne Johnson como Frank y Emily Blunt como Lily en ‘Jungle Cruise’. (Foto de Frank Masi. Fuente: Disney)

Durante estos días no he parado de leer cosas malas de sus efectos visuales, con la típica frase de «con un presupuesto de 200 millones de dólares ya se podrían notar menos», pero, la verdad, los efectos visuales están bien. ¿Podrían ser mejores? Seguramente. ¿Importa que se note que hay ordenador? Para nada. La película da todo lo que promete, que es pasar un rato de lo más entretenido y una aventura ligera.

Ahora dirán que en Piratas del Caribe no se notaban los efectos especiales. Quizá tenemos que dejarnos llevar y adentrarnos en estos mundos mágicos, llenos de fantasía y en los que lo primordial es la aventura. Jungle Cruise cumple con lo que promete. Con todo lo que promete.

Jungle Cruise ya está en cines y en Disney+ bajo Acceso Premium.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Crítica de ‘Jungle Cruise’, la aventura de este verano El cine de aventuras está en peligro de extinción. Durante los últimos años hemos ido viendo como este género cinematográfico ha ido desapareciendo, dando paso a películas de acción, ciencia ficción y llenas de explosiones y tiros. Seguramente las últimas grandes aventuras fueron La...