Crítica de ‘La maldición de Bly Manor’, una de las mejores series de 2020

Mañana llega a Netflix una de las joyas que tiene preparadas para esta recta final del 2020, La maldición de Bly Manor, la segunda temporada de la antología de terror creada por Mike Flanagan. La primera temporada ya nos enamoró con esa mezcla de terror y drama, en la que una familia tenía que lidiar con la pérdida. En esta nueva temporada nos espera una nueva casa, nuevos personajes y nuevos fantasmas. No tiene nada que ver con la primera temporada, aunque sí mantiene algunos de los ingredientes que hicieron que brillase.

La historia de esta temporada nos traslada a finales de los años 80 a una mansión sumergida en el campo, lejos de miradas indiscretas y con una historia que se remonta en el tiempo. Tenemos una mansión, totalmente diferente a la primera, un gran terreno, una capilla y un lago. Y a diferencia de la primera temporada, nos encontraremos con una historia salpicada por el romance trágico.

La siguiente crítica se ha escrito tras visionar la temporada completa, de todas formas es una entrada libre de spoilers.

La Maldición de Bly Manor se basa en la novela Una vuelta de tuerca de 1898 escrita por Henry James, en la que nos introducimos en la vida de una joven institutriz que se muda a una mansión en el campo para cuidar de dos niños huérfanos. Estos niños, que se encuentran a cargo de su tío, el ama de llaves, el cocinero y la jardinera, además de la institutriz, se encontrarán ante un pasado muy turbio y fenómenos difícilmente explicables.

Además de esta historia, la serie entremezcla otras dos obras del autor, creando una historia más rica e interesante. Las obras son: The Jolly Corner y The Romance of Certain Old Clothes, con el elemento doppelgänger y la misteriosa historia de dos hermanas y un baúl lleno de vestidos respectivamente. Sin ninguna duda nos encontramos ante una temporada mucho más rica en cuanto a historias, aportando personajes secundarios de lo más interesantes y tramas más complejas.

La primera es una temporada redonda, de eso no hay ninguna duda, con momentos totalmente espectaculares, y aunque quizá esta segunda no logra ese empaquetado tan perfecto, sí nos encontramos con una temporada de lo más sólida. Está llena de sorpresas, con episodios que sorprenderán y que intenta ofrecer algo nuevo y original. No es una simple historia de fantasmas.

Crítica de ‘La maldición de Bly Manor’, una de las mejores series de 2020 • En tu pantalla
THE HAUNTING OF BLY MANOR (L to R) AMELIE SMITH as FLORA in THE HAUNTING OF BLY MANOR Cr. EIKE SCHROTER/NETFLIX © 2020

Dani Clayton, interpretada por Victoria Pedretti, consigue soportar la historia sobre sus espaldas y logra ofrecernos unos momentos de lo más interesantes, al igual que los dos pequeños del reparto, Flora (Amelie Bea Smith) y Miles (Benjamin Evan Ainsworth). Tal y como he dicho anteriormente, el desarrollo de los personajes es mucho más amplio y variado esta temporada, otorgando el tiempo suficiente a cada uno de ellos para mostrarnos su pasado y presente. Los fantasmas en esta ocasión forman parte de la serie y no son simplemente algo que aparecen por el fondo. Todo es importante.

Seguramente mucha gente la califique como lenta, o con un ritmo de lo más irregular, y es verdad. De un episodio a otro la serie puede dar todo un vuelco y, al intentar dar un momento a cada historia, el ritmo de la serie se puede resentir en algunos momentos. Lo bueno, o por lo menos para mí, es que resulta interesante en todo momento. En conjunto y una vez terminada, la sensación es totalmente placentera.

La maldición de Bly Manor se estrena el 9 de octubre en Netflix.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí