CineCrítica: El Juego de Ender

Crítica: El Juego de Ender

-

Años después de una guerra entre seres humanos y los extraterrestres llamados «Insectores», un niño prodigio, Andrew Ender Wiggin, es reclutado por la Flota Internacional para su entrenamiento y futuro liderazgo en la guerra contra los Insectores. Adaptación de la popular novela de ciencia-ficción de Orson Scott Card.

Título: El Juego de Ender
Fecha de estreno: 08/11/2013

Esta entrada contiene Spoilers de la película.

LOS NIÑOS: SOLDADOS DEL FUTURO

En el cine nos hemos enfrentado cientos de veces a invasiones extraterrestres. Unas veces ganamos, otras (afortunadamente, pocas veces) perdemos. Sin embargo esta no es una historia acerca de una invasión. Esta cinta nos traslada a una Tierra en paz, pero que libró hace años una cruenta batalla por la libertad cuando fue atacada por unos alienígenas hostiles, los «insectores». Se nos cuenta en la película que la victoria se logró al final, tras perder miles de vidas en el empeño. Pero, por lo visto, con el fin de la invasión a la Tierra no se terminó el conflicto, sino que los insectores siguen ahí fuera, reagrupándose, y de vez en cuando ocurren escaramuzas. Y en cualquier momento podría volver a pasar aquel lamentable suceso. Asi pues, la mayor prioridad de la Flota Internacional es estar preparados. ¿Cómo? Usando las mentes más idóneas para tramas estrategias de batalla: las de los jóvenes. Los niños en esta Tierra futura son criados rodeados de juegos de guerra, y los que muestran mayor aptitud para ellos, son reclutados por la Flota para un entrenamiento definitivo.

ender_002

Antes que nada, y como ya es costumbre, he de dejar bien clara mi posición. Primero, soy un gran aficionado a la ciencia ficción. Por eso, a priori siempre tenderé a disfrutar más una película con naves espaciales que la mejor película dramática de la historia del cine. Ese es mi sesgo principal. En segundo lugar, no he leído el libro. No me malinterpretéis: soy un gran lector, pero simplemente la novela de Orson Scott Card siempre estuvo (y aun está) en mi lista de lecturas pendientes. Y mientras, me han estrenado la película. ¡Qué vamos a hacerle! El caso es que entré a la sala de cine sólo con una sinopsis en la cabeza, pero sin saber nada más. A nuestro lado, amigos variopintos: unos lo habían leído, otros no. Y al final, el veredicto fue en ambos casos muy semejante: totalmente recomendable.

NO ES UN… ¡UY!

En la academia de la Flota Internacional conocemos al joven Ender Wiggin (Asa Butterfield), que destaca entre sus compañeros. Observado de cerca por el Coronel Graff (Harrison Ford), será reclutado para continuar su formación en la estación espacial de la flota, donde formará parte de un escuadrón que se enfrentará a otros a lo largo de su formación en las tácticas de batalla. Los mejores a su vez continuarán su formación (a un nivel ya experto, un proficiency, podríamos decir) en una nave, desde la que se dirigirán ya a su destino.

El título viene más que justificado. Todo son juegos, desde los videojuegos con los que se entrenan los niños desde bien jovencitos, hasta las batallas que simulan en la estación espacial y que enfrentan a dos o más escuadrones, pasando por el entretenimiento que tienen los reclutas en sus tablets y terminando con las simulaciones de batalla con las que terminan su formación en la nave. Pero no. Y he ahí quizás el mayor fallo de la película: su promoción puede llegar a destriparte el desarrollo de la trama.

ender_001

Bueno, he avisado al principio de la existencia de spoilers, pero aviso una vez más. ¿Sigues leyendo? ¡Allá tú! Durante la promoción de la película, ya sea en pósters o tráilers, la frase que se ha repetido constantemente es «No es un juego». Y si habéis leído el libro o ya habéis visto la película, estaréis de acuerdo en que es una manera estupenda de destriparte el final. Si obviamos esto, el momento en que se revela la realidad tras ese «examen final» es una montaña rusa de emociones. Un subidón y un bajón seguidos de un escalofrío. Vaya, no sé cómo será ese momento en el libro, pero en la película funciona perfectamente. Por eso es una lástima que el principal lema de promoción de la película no deje que el espectador no quede todo lo afectado que podría. En ese sentido yo me olía que la simulación final no sería tal, sino una misión real. Lo que no me esperaba, y si que logró dejarme con la boca abierta y ponerme los pelos de punta, era tal genocidio.

¿QUÉ HARÍAMOS EN UNA SITUACIÓN SEMEJANTE?

Nada más revelarse la realidad de la última batalla, me asaltó una duda. ¿Hasta qué punto se usan niños porque sus mentes sean esponjas, como suele decirse? ¿No habrá una componente oculta? ¿Acaso los peces gordos no son capaces de arriesgar lo que hace falta para cumplir con su cometido, se lavan las manos, y lanzan a los niñós a tomar esas decisiones, alegando que están jugando a la play? Una cosa está clara: nos hizo estar dándole vueltas durante gran parte de la noche. Y eso es algo que te dice que la película funciona.

A nuestro lado, nuestros amigos que habían leído los libros sólo le ponían el «pero» de que pasaba todo muy rápido, pero estabn de acuerdo en que era muy muy entretenida. Los niños lo hacen bien, y los adultos, en su línea. Quizá sea en la película en la que más mayor se le ha visto a Harrison Ford, pero no en vano es la última estrenada. Y Ben Kingsley, muy correcto, como siempre. Eso si, no podía evitar reírme al ver a Bonzo (Moises Arias) después de verlo como secundario cómico habitual en las series de Disney Channel.

Lo dicho, totalmente recomendable para fans del libro y también para aquellos que no lo han leído. Si queréis pasar un rato entretenido con buena ciencia ficción, esta es vuestra película.

Relacionado

Artículo anteriorCrítica: Somos los Miller
Artículo siguienteArrow 2×04: El crisol
Pakozoic
Mi relación con las series y el cine viene de la mano de la fantasía y ciencia ficción. Aun recuerdo mis intentos de quedarme viendo "Expediente X" con mis padres y mi posterior enganche a "Stargate SG-1", las que aun considero entre mis series favoritas junto con "Smallville", que supuso la fusión con otra de mis pasiones, los cómics de superhéroes. En cuanto al cine, arrastré a mis padres a ver "Parque Jurásico" al cine por mi temprana obsesión con los dinosaurios, que todavía perdura. Así que si alguna serie o película tiene alguno de estos ingredientes, allí estaré para verla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas entradas

‘XO, Kitty’: Netflix da luz verde a un spin-off de ‘A todos los chicos de los que me enamoré’

Netflix ha dado luz verde a la nueva serie juvenil XO, Kitty, inspirada en la popular franquicia cinematográfica A todos los chicos...

‘Una Navidad con Samantha Hudson’: ATRESplayer PREMIUM prepara su primer especial navideño

Samantha Hudson apareció en nuestra vida como aire fresco y representante de la diversidad dentro de la Generación Z. Poco...

Novedades en Disney+ España en noviembre 2021. ¡Toca celebrar el Disney+ Day!

Noviembre es un mes muy especial para Disney+. El 12 de noviembre, los suscriptores de la plataforma podrán disfrutar...

‘Uncharted’: El Rubius tiene un cameo en la nueva película de Tom Holland

Sony Pictures lanzó ayer el primer tráiler de Uncharted, una de las nuevas adaptaciones de un videojuego, protagonizada por...

¡No te lo pierdas!

‘Cadena Perpetua’: Un vistazo al steelbook 4K Ultra HD

Finalmente tenemos una edición en condiciones de Cadena Perpetua en nuestro país. Warner Bros. Pictures ha lanzado una edición...

Jeff Goldblum y cinco películas que marcaron su carrera

Jeff Goldblum es, por lo menos para los nacidos en los 80 y principios de los 90, uno de...
- Publicidad -

Otras recomendaciones
Un puñado de recomendaciones