La carrera a los Oscar. Una carrera de obstáculos que todo director, productor, actor, estudio,… quieren superar, pero que lamentablemente solo unos pocos, de forma merecida o no, logran llegar a la final. La segunda película de Angelina Jolie no lo ha logrado, el biopic de Louis Zamperini, un italo-americano que llego a competir en las Olimpiadas y que de pronto se ve inmerso en la supervivencia en plena Segunda Guerra Mundial, se ha quedado en un quiero y no puedo para los grandes premios del cine.

Nuestra Lara Croft puede hacer lo que le dé la gana y el mundo le dejará, esta peculiar ninfa del mundo del cine decidió que daría el salto a la dirección, y la verdad es que es no le ha ido nada mal. Su cine respira aire clásico, un aire a lo Clint Eastwood con grandes interpretaciones y un aspecto muy cuidado, pero, en “Invencible” para mí no consigue transmitir todo lo que debería. Yo soy una persona que llora con cualquier película, serie, libro o disco de música, vamos, que soy de lagrima fácil, y durante las 2 horas y 10 minutos de película, llena de momentos desgarradores y horribles, no llore ni una sola vez. Quizá es cosa mia y que ese día me deje las lagrimas en casa, pero en todo momento me pareció que Angelina no conseguía transmitirme lo que me tenia que transmitir.

El filme se divide en 3 partes; una introducción del personaje en su pueblo con su familia, seguido del bombardero y finalizando con el sufrimiento. Para mi el mayor fallo es su duración, un tanto excesiva que muchas veces hace que el espectador quiera que el guión de un empujón y se deje de tanto sufrimiento repetitivo. La escena de la balsa es brutal, ver el desgaste y la locura que sufren los personajes, pero rapidez please. Al igual que la escena en la isla que aporta más bien poco a la historia general, se que en la historia real estos hechos ocurrieron de verdad, lo entiendo, pero que pasase no significa que me tengas que enseñar todo. Es una película, no una ventana a la realidad.

A mucha gente le ha la historia ha conseguido trasmitirles todo y más, pero yo no logro quitarme esa sensación de manipulación emocional. Una pena, ya que la película posee todos los ingredientes para convertirse en toda una obra emocionante e irrepetible.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here