Maléfica se estrenó hace casi un año, la verdad es que el tiempo ha pasado bastante rápido desde que Disney me rompió el corazón con el cambio que sufrió la gran villana de la factoría del ratón Mickey Mouse. Y aquí estamos otra vez, “La Cenicienta”, el clásico por todos conocidos ahora en carne y hueso y tengo que decir… que me ha gustado. No changes, Everything is AWESOME.

Los ingredientes del clásico siguen sin alterarse, lo bueno es que ahora los personajes poseen una mayor profundidad y lo mejor todavía es que aunque la película rezume pastelosidad y chorros de dulzura sigue teniendo un aire chungo y una madrastra fantásticamente sobreactuada. Cate Blanchett da todo en un papel complicado y caricaturesco, aunque es verdad que el personaje podía dar más y se queda un poco desaprovechado, pero sus momentos en pantalla son fantásticos.

cenicienta_002

Como por todos es sabido, la joven Cenicienta se ve en medio de una casa con tres terribles mujeres, la madrastra y sus dos hijas, después del fallecimiento de su padre, y anteriormente de su madre, Agent Carter. La muchacha esta limpia que te limpia con una sonrisa en su cara hasta que… hasta que le tocan los ovarios a dos manos. Después de romperle el vestido su hada madrina aparece y le ofrece la oportunidad de ir a palacio para poder disfrutar del baile con el príncipe.

Lily James y el joven Robert Stark, Richard Madden, están fantásticos en papeles bastante limitaditos, al igual que las hermanastras y la eterna mujer sucia, Helena Bonham Carter, que nos ofrece una nueva visión del hada madrina viejita. Diría que hemos visto alguna película de este estilo, pero no es así, los cuentos los hemos visto siempre en animación y es agradable ver que una película de imagen real puede soportar la “ñoñez” y fantasía sin caer en lo aburrido y agobiante.

El director Kenneth Branagh nos ofrece un magnifico espectáculo audiovisual que aunque en algún momento se recrea demasiado en el aspecto infantil de la historia siempre nos ofrece un aspecto impoluto y una dirección bastante decente. Es entretenida y fantasiosa, es todo lo que se puede pedir a un remake de un clásico Disney, no hace falta cambiar el cuento para modernizar una historia, únicamente hay que hacerlo bien.

Perfecta para los pequeños y para todos los fans de Disney, eso sí, nada de canciones, los ratones no hablan y la historia es la que es. Para mí muchísimo mejor que Maléfica. Es bonita de ver, y además es entretenida y buena.

1 COMENTARIO

  1. Creo que respetaron mucho la trama original y se apegaron bastante a ella. Ahora que está en la programación de HBO la volveré a ver porque vale mucho la pena. Además, creo que los efectos especiales son magníficos. Una muy buena adaptación.

Responder a ITZ VÁZQUEZ Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here