En los biopic existe un grave problema, o por lo menos me supone un problema a mi. Primer, la falta de emoción y sorpresa, conocer a la persona en cuestión y más o menos como ha sido su vida quita las sorpresas y puede llegar a aburrir, y segundo… que puede caer en un telefilme de domingo por la tarde. Gracias a los dioses en “La teoría del todo” tenemos a la gran Felicity Jones (“The Amazing Spider-Man 2”) y al adorable y fantástico actor Eddie Redmayne (“Los Miserables”).

James Marsh es el director que nos cuenta el día a día de Stephen Hawking y su mujer, Jane Wilde. Hasta el momento la mayoría de los trabajos del director han sido documentales, dato que desconocía hasta ahora que me he puesto a escribir la entrada, y la verdad es que después saber esto uno podría imaginarse que… ¿Porqué hacer una película así? No es que la película no me gustase, para nada, la verdad es que pese a algún momento la película me pareció interesante, pero ¿Para que hacer un biopic de Stephen Hawking y dejar a Stephen en un segundo plano?

Antes de continuar decir que el filme se basa en un libro escrito por Jane, la primera mujer de Stephen, y debido a esto, quizás, lo más interesante del Sr. Hawking quede en un segundo (inexistente) lugar. Nada de ciencia, solo un vistazo superficial a un mundo que podría dar muchísimo más de si, la película se centra en la terrible enfermedad que sufre Stephen y todo lo que acarrea para el y su mujer.

Olvidemonos de que podría haber ido la película y centrémonos… que está muy bien dilucidar en comó hubiese sido la película, si… pero el filme es el que es. Eddi Redmayne esta impresionante, este joven actor ya me dejo impresionado en “Mi semana con Marilyn” y con su voz en “Los miserables” pero en “La teoría del todo” da un salto impresionante y hace que uno sufra con el y se preocupe por el desde el primer momento en el que sale en pantalla. Pero no es el único que borda el papel, Felicity Jones logra dar vida a un personaje totalmente eclipsado por Stephen Hawkins, una mujer que dio todo por salir adelante y luchar desde las gradas para ver salir a la superficie a su marido.

El resto de la película la verdad es que es bastante más normalito, destacando únicamente la banda sonora que me gusto especialmente. No le daría nunca el Oscar a mejor película pero desde luego Eddie y Felicity se merecen todo y más. Y admitámoslo, todos los que dicen que la película podría ser un telefimle, nunca han visto un telefilme tan bien interpretado.

1 COMENTARIO

  1. A mí sí me parece correcta la idea de que se base en su vida personal, ya que su vida profesional es mucho más pública, más conocida. Un biopic que no dice nada es el de Jobs, ya que cuenta la historia que es pública y conocida por todos, no descubre nada al publico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here