Sinopsis: Esta película dirigida por Ron Howard narra la rivalidad que en su momento mantuvieron los dos grandes pilotos de Fórmula 1, el británico James Hunt (Chris Hemsworth) y el austriaco Niki Lauda (Daniel Brühl), desde sus inicios como jóvenes promesas de la Fórmula 3 hasta el gravísimo accidente que casi le costó la vida al austríaco.

Título: Rush
Fecha de estreno: 20/09/2013

Gracias a Sensacine pudimos asistir al preestreno en Madrid de Rush, así como los ganadores del pasado concurso. Ya fuese por la Fórmula 1, por la historia de Niki Lauda o por los actores y el director, había mucha expectación y una larga cola a la hora de entrar a la sala de cine.

He de reconocer que siendo un total desconocedor del mundo de la Fórmula 1, era bastante escéptico respecto a la película. Pero también he de reconocer que el modo en que Ron Howard cuenta la historia me hizo salir encantado de la sala. La película arranca en el Gran Premio de Alemania en el que tuvo lugar el famoso accidente. El espectador es testigo de la tensión entre los pilotos mientras empiezan a sonar los motores para luego ser transportado por un flashback al inicio mismo de la relación entre Hunt y Lauda: sus inicios como pilotos de Fórmula 3.

El ritmo de la película es una delicia. Sin darte apenas cuenta, te introduce el modo en que funciona el mundo de la F1: los patrocinadores, las escuderías, los pilotos… la película te enseña como se llega uno a convertir piloto de F1 paso a paso y de una manera muy entretenida. Y vas calando los carácteres de ambos pilotos y entendiendo lo tensa que llegó a ser su relación: Hunt es el piloto que disfruta de conducir, el que lo hace por diversión, el juerguista; Lauda, de un modo más racional y calculador, hasta el punto de que es capaz de sugerir modificaciones a los técnicos para mejorar su coche.

Los actores, tanto Hemsworth, como Brühl, están estupendos en sus papeles. A Brühl ya le hemos visto interpretar variedad de papeles más o menos dramáticos, pero es una bocanada de aire fresco ver que Hemsworth es capaz de dar vida a algo más que el Dios del Trueno. Y con buena nota en ambos casos. En resumen: Rush es totalmente recomendable, tanto para fans de la Fórmula 1 como para el público en general. No os arrepentiréis.

Compartir
Artículo anteriorCrítica: RIPD: Departamento de policía mortal
Artículo siguienteCrítica: JOBS
Mi relación con las series y el cine viene de la mano de la fantasía y ciencia ficción. Aun recuerdo mis intentos de quedarme viendo "Expediente X" con mis padres y mi posterior enganche a "Stargate SG-1", las que aun considero entre mis series favoritas junto con "Smallville", que supuso la fusión con otra de mis pasiones, los cómics de superhéroes. En cuanto al cine, arrastré a mis padres a ver "Parque Jurásico" al cine por mi temprana obsesión con los dinosaurios, que todavía perdura. Así que si alguna serie o película tiene alguno de estos ingredientes, allí estaré para verla.

1 COMENTARIO

  1. No estoy de acuerdo con que Rush pueda resultar aburrida a aquellos a los que no les gusta la Fórmula I (precisamente mi caso, no hay nada que me resulte tan aburrido como el rugir de los motores dando vueltas en un circuito). Nada de aburrido tiene, sin embargo, Rush, precisamente porque la pelicula tiene la inteligencia suficiente para trascender la competición del Mundial del 76 y el mundo de la Fórmula I para centrarse simplemente en la lucha personal de dos personajes por un mismo sueño y de los caminos antagónicos que cada uno de ellos emprenden para lograr la victoria y vivir, en definitiva. Una lástima la de la este pais y su querencia inexplicable por el cine doblado, ya que es pecado ver esta película (y diría que cualquier otra) en el cine si no es en versión original para no perdernos el 50% de la intepretación de Daniel Brühl en la piel del carismático Niki Lauda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here