Crítica de ‘Séptimo’, un pequeño caos en pantalla

Un padre. Dos hijos. Un juego: ser el primero en alcanzar la calle desde el séptimo piso del edificio en el que viven. Sebastián, el padre, usando el ascensor; los niños, Luna y Luca, por las escaleras. Arranca la carrera: mientras el padre llega al portal en primer lugar, como siempre, los niños esta vez no aparecen. Han desaparecido misteriosamente en el interior del edificio sin dejar rastro. A partir de ahí, comienza la búsqueda frenética de un padre (Ricardo Darín) y una madre (Belén Rueda) por encontrar a sus hijos. ¿Dónde están? ¿Qué les ha ocurrido? ¿Por qué a ellos?

Título: Séptimo
Fecha de estreno: 08/11/2013

Esta entrada contiene Spoilers de la película.

UNA HISTORIA QUE SE DERRUMBA

La verdad es que la película posee una sinopsis que llama la atención y la verdad es que tener a Belén Rueda en el cast me daba cierta seguridad, pero según iba empezando la película se veía que la película tenia un constante tufillo sin definir. Hasta que ocurre… a los 5min de empezar la película uno se da cuenta de que la historia cae en picado y pierde todo el sentido. La verdad es que es difícil jugar con la tensión en una película de secuestros, y si a eso le añadimos una claridad absoluta y sobre todo, un espacio reducido donde puedan estar los niños, la situación es totalmente ridícula.

septimo_001

Si nos metiésemos en la película cualquiera de nosotros empezaría a tirar todas las puertas de los apartamentos de dicho edificio, pero nuestro protagonista se limita a tocar a la puerta y esperar que el vecino le abra la puerta, dejando los pisos vacíos sin tocar. O el protagonista es tonto o desde luego esta bajo algún tipo de sustancia. Pero no todo es malo… un giro final (que pese a ser ridículo) que sorprende (no se si para bien o para mal) y una duración de 88min hacen que sea una película fácil de ver.

NO SABER MANEJAR LA HISTORIA O NO LE IMPORTA

Desde luego, si pensamos en la última película de secuestros nos viene a la cabeza «Prisioneros», con Hugh y Jake como protagonistas, y desde luego le da mil y una vueltas. Ya solo por la atmósfera que logra crear esta película y la falta de ella en «Séptimo». A eso le tenemos que añadir que la película carece de una figura de malvado, por lo que nunca nos hacen pensar que los niños se encuentren en un grave peligro y la verdad es que lo que consiguen es que los niños te den bastante igual.

Interpretaciones bastante pobres y personajes que en ningún momento consiguen conectar con el espectador, y la comunidad de vecinos al más puro estilo «Aquí no hay quien viva» no logra, ni de lejos, mejorar una película que debería mantener en tensión al espectador y lo más importante, que al espectador le importe donde están los niños.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Crítica de 'Séptimo', un pequeño caos en pantalla Un padre. Dos hijos. Un juego: ser el primero en alcanzar la calle desde el séptimo piso del edificio en el que viven. Sebastián, el padre, usando el ascensor; los niños, Luna y Luca, por las escaleras. Arranca la carrera: mientras el padre llega...