Este fin de semana llega a las pantallas españolas la cuarta entrega de los robots espaciales, Michael Bay ha querido ofrecernos una nueva aventura haciendo un borrón en su reparto principal y mostrando como protagonistas a unas nuevas víctimas de su caos personal. Sí, Transformers 4 mejora lo visto en la segunda y tercera entrega, pero debido a su duración y caos, la experiencia es exactamente la misma… locura cinematográfica. Pero miremos al comienzo… a la primera entrega con Shia y Megan en cabeza de cartel…

Dos razas de robots extraterrestres transformables (los villanos “decepticons” y los amistosos “autobots”) llegan a la Tierra en busca de una misteriosa fuente de poder. En la guerra que estalla entre las dos razas, los hombres toman partido por los “autobots”. Sam Witwicky, un avispado adolescente, que sólo desea conquistar a la bella Mikaela, se convierte en la clave de una guerra que puede destruir a la humanidad.

La entrada contiene Spoilers de la película. 

UN COMIENZO…

Michael Bay nos descubrió una nueva manera de ver a los Transformers, la lucha eterna entre Autobots y Decepticons llego al cine por la puerta grande en 2007, con una de las películas de acción más espectaculares hasta el momento. Es una pena que debido a este éxito, Michael Bay perdiese completamente la cabeza y nos diera dos truños enormes con la segunda y tercera entrega. Ahora nos llega la 4ª para intentar mejorar el desastre y pese a lograrlo un poco, la saga de transformers ha pillado un rumbo catrastrófico… pero ojo… que argumentalmente la historia no vaya a ninguna parte no le quita el mérito de arrasar completamente en taquilla.

El éxito de la primera entrega es indudable, con Shia LaBeouf como protagonista (no absoluto, ya que los robots son gran parte del filme) nos muestran un origen bastante entretenido y con mucho gancho. El dúo formado por Shia y Megan Fox funciona a la perfección, son tal para cual, uno por querer parecer el mejor actor del mundo y la otra por querer tener más minutos en pantalla, pero a quien le importa las dotes artísticas de los actores si lo que importa son los robots…

transformers_001

Lo mejor de la primera entrega, comparado con el resto, es la historia, todo está mas centrado y se nota que va todo hilado, sin saltos ni cambios de rumbo durante el metraje. Nos quiere contar algo de principio a fin y lo consigue sin olvidarse a mitad de película de lo que nos quería contar. Parecerá una tontería, pero tanto en la segunda parte como en la tercera, Michael Bay es incapaz de centrarse en el argumento y a mitad de película siempre tira por explosiones y más explosiones… olvidándose de la historia.

ACCIÓN, LUCHAS Y EXPLOSIONES

Sam Witwicky es la última esperanza del planeta, la chispa vital se encuentra en peligro y debido a su abuelo se ve envuelto en una movida de proporciones gigantescas. Optimus Prime, el líder de los Autobots ayudara al joven en su viaje para salvar a los humanos y a los transformers. El punto de partida para una película palomitera, no tiene nada más, acción, explosiones, entretenida, un argumento medianamente interesante y explosiones.

Parece que últimamente, los últimos años, las películas de acción y blockbusters no necesitan tener argumento, gracias a dios entre toda la caca, aparecen películas como “Al filo del mañana” que nos recuerdan que la acción y las superproducciones no están reñidas con el guión. Transformers 1 fue y es, la única de la saga con estos ingredientes, el resto son simplemente acción por acción y mamarrachez por mamarrachez.

transformers_002

En el nivel de interpretación es bastante difícil destacar algo, los actores son limitados pero hacen su papel y los efectos especiales son fantásticos, es lo mínimo que se puede pedir para una producción de esta categoría. ¿No la habéis visto? Pues por lo menos la primera película deberíais verla, es una película muy correcta.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here