Un nueva nueva serie los 80 vuelve renovada y con grandes dosis de mamarrachismo.


La cuenta atrás a terminado, ya ha llegado ‘Dinastía’. Tanto en EEUU como en España tenemos la oportunidad de ver la glamurosa vida de un puñado de ricos sin escrúpulos. ¿Qué podéis esperar de esta serie? Pues una mezcla entre la serie original y ‘Gossip Girl’. Es loca, frenética y muy mamarracha. ¿Lo habéis visto? ¿Qué os ha parecido?

> ESTA ENTRADA CONTIENE SPOILERS DEL EPISODIO <<

Yo la verdad es que no esperaba nada. Bueno, esperaba que no me gustase nada, pero la verdad es que ha conseguido entretenerme y que me ria. Ya desde el primer momento uno sabe a que serie se va a enfrentar. Voz en off, dinero, control, poder, lujo y relaciones complicadas. Todos los personajes están preparados para claver un cuchillo en la espalda a cualquiera en cualquier momento. Y esto entretiene. Entretiene mucho.

Esta serie no llegue a verla en su momento, la original, aunque si pude ver Dallas y Falcon Crest. Y era fan, vaya si era fan. Culebrones vestidos de series dramáticas y con presupuestos que más de una serie envidiaría. Ahora estas series no tienen demasiado hueco en la programación, pero sí si las adornamos con juventud y un filtro Instagramero.

Es cierto que nada que lo que ocurre en el episodio sorprende, parece sacado todo del manual para dummies “Haz tu propio culebrón”, pero está todo tan histriónico, tan explotado por 1 millón, que resulta adictivo y absolutamente maravilloso. Es mala, sí, pero también adictiva, ¿y no es eso lo que buscamos en una serie? Que nos atrape y fascine, independientemente de si es una patochada lo que estamos viendo.

Lo que todos estábamos esperando

Antes de seguir quiero dejar claro de que todos los personajes son lo peor. No hay nadie que sea buena persona, bueno, quizás el chofer y Steven Carrington. El padre de familia, Blake Carrington, hace que sus hijos vuelvan a casa para contarles una noticia. La hija espera que sea su nombramiento como CEO de la compañía pero al llegar se da cuenta de que no. Su padre se va a prometer. ¿Sorprendidos? #NO.

Las cosas comienzan a descontrolarse un poco cuando las fichas del dominó comienzan a caer. La prometida, Cristal Flores, tiene un rollo un poco raro con un señor. La hija se folla al chofer pero a la vez intenta usar todas sus armas para joder a su padre. El hijo es usado como prostituto por su padre. En fin… un cuadro de cocina.

Pero lo mejor llega cuando Cristal se entera que la hija de Blake ha intentado romper la pareja… La recién llegada no se va a quedar callada. ¡LUCHA DE DIVAS! O como diría la Pringada, ¡PELEA FÍSICA! Creo que no disfrutaba tanto de una serie de este estilo desde la primera temporada de Empire con la lucha de divas entre Cookie y Anika. La venganza de Cristal se sirve fría… y se queda con el empleo de la hija, que por cierto, se llama Fallon Carrington, y se casa inmediatamente con Blake. ¡ZASCA!

Todo esto no sorprende nada al espectador, como he dicho es todo muy previsible, pero las caras de Fallon merecen la pena al 100%. Nunca una mala actuación nos ofreció tantas escenacas en tan poco tiempo. Por cierto, antes de que se me olvide, en Dinastía todos los hispanos son familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here