Te guste más o menos, la televisión de los años 90 y su evolución a la década siguiente no se puede entender sin esta serie. La idea no era demasiado original, un grupo de amigos que pasan de la confusión de la juventud a las preocupaciones de la edad adulta, pero aquí se habla en clave de comedia, lo que hacía que se pudiera tratar cualquier tema sin que el espectador acabase tirándose por la ventana.

‘Friends’ marcó toda una época y es posible que ahora, en un momento en el que hay demasiadas comedias, parezca un poco desfasada. Puede que hoy en día no se entienda demasiado bien ese tono naif que sobrevolaba toda la serie y unos personajes exageradamente estereotipados. Pero me apetecía rescatar esta serie “noventera” donde las haya, por gusto y por justicia histórica.

¿Qué es Friends?

Esta serie es todo un referente. Este grupo de amigos y sus historias estuvieron en antena durante 10 temporadas, entre 1994 y 2004, y marcaron varios récords. Su último episodio fue el más visto de la década de los 2000 y el quinto más visto de toda la historia de la televisión americana, con 52 millones y medio de espectadores sólo en EE.UU.; sus actrices fueron pioneras en la lucha salarial no sólo por lograr estar entre los mejor pagados, sino también por conseguir cobrar lo mismo que sus compañeros de reparto.

Excepto el piloto, que simplemente se llama “The pilot” y servía para presentar a cada personaje ya desde los primeros minutos de la serie, cada capítulo trataba sobre un tema (“El del nacimiento”, “El del detergente de la Alemania del Este”, “El de la fantasía de la princesa Leia”, etc). Evidentemente, los títulos se referían a anécdotas que servían para contar cosas mucho más profundas, siempre, como decíamos al principio, desde una perspectiva del humor y el estereotipo que hace que sea mucho más fácil tratar ciertos temas como el desamor, la incomprensión, el miedo, las inseguridades, la inadaptación, etc. Por ejemplo, en el capítulo “El del poker”, todo un clásico, se utiliza una partida de poker para hablar de cómo se encasilla a las personas por su género, por ser hombre o mujer, un tema del que seguimos hablando más de 20 años después.

Con 10 temporadas y a unos 25 capítulos por temporada, hay para muchos temas, y más en una serie coral con 6 protagonistas. Es verdad que los personajes, aunque van evolucionando mucho según avanza la serie, son muy esquemáticos, poco reales, pero siempre puedes reconocerte a ti mismo o a la gente que conoces en alguno de ellos, y sobre todo en las cosas que les pasan, en ese despertar a la edad adulta.

“Friends” refleja también los cambios en la sociedad del momento. Sus protagonistas son en gran parte esos “fracasados” que pagan los platos rotos de los pomposos años 80, y que tienen que hacer frente a una época de crisis que dio paso a otra llena de inseguridades. Un ejemplo es esta escena que no se llegó a emitir porque coincidió con el 11-S; antes se hubiera visto como algo divertido y totalmente inocente, pero la realidad hace que cambiemos nuestra percepción del humor.

Personajes

Sin duda el gran atractivo de “Friends” está en la buena interpretación que sus protagonistas hacen de personajes muy diferentes entre sí y que, sin embargo, conviven, sobreviven y se quieren como si fueran una familia. Sus personajes son el gran acierto de esta serie.

Rachel Green (Jennifer Aniston) Rachel es uno de los personajes más populares de la serie, y en parte seguimos viendo a Aniston como esa enamorada de la moda, un poco superficial, algo caprichosa pero a la vez muy vulnerable e inocente. Ya en el capítulo piloto se presenta directamente vestida de novia, cuando acaba de dejar plantado a su novio en el altar y justo cuando Ross, que viene de dejarlo con su novia porque resulta ser lesbiana, dice que lo único que quiere es casarse de nuevo. Esta escena no sólo sirve para presentarnos a estos dos personajes, sino también para avanzarnos la futura relación que habrá entre ellos.

Monica Geller (Courteney Cox) Seguramente en el momento de hacer “Friends” era el rostro más conocido, entre otras cosas por aparecer en el vídeo de Bruce Springsteen “Dancing in the Dark”. Monica es súper racional, maniática, muy ordenada y exigente consigo misma y con los demás. Es un personaje que va enamorando poco a poco, al principio pasa un poco desapercibida pero luego te das cuenta de que es uno de los grandes pilares de la serie. Cox hizo también un poco de Monica en su salto al cine con la saga “Scream”.

Phoebe Buffay (Lisa Kudrow) Phoebe es todo lo contrario de Monica: una hippie en lo físico y en lo mental, que vive en los mundos de Yupi. Aspirante a artista o casi que a lo que sea, resulta ser a menudo mucho más coherente y cabal que la mayoría de sus compañeros, aunque siempre dentro de su propia lógica. Alguno de los números musicales que nos ha dejado, con su falta total de “filtro” verbal, son impagables.

Joey Tribbiani (Matt LeBlanc) Es el galán de la serie, quien en principio pasa de relaciones serias y sólo quiere ligar. Simple, inocentón pero bien intencionado y siempre dispuesto a ayudar a los demás, pese que seguramente sea uno de los más ayuda necesita. Tuvo su propia serie, titulada “Joey”, aunque no con el mismo éxito que “Friends”.

Chandler Bing (Matthew Perry) Es el opuesto de Joey. Ácido, con un sentido del humor negro, un punto de amargado y algo desconfiado. Bueno en el fondo, pero aparentemente insensible. En parte es el prototipo del ejecutivo agresivo de los años 80 que muestra el desencanto por una vida que realmente no le hace feliz. Le salva su humor y su falta de mala intención. Es mi personaje favorito.

Ross Geller (David Schwimmer) El hermano de Monica es el más sensible del grupo, su máxima preocupación es amar y ser amado. Mantendrá una complicada relación con Rachel, en plan sí-no-no-sí, que es uno de los grandes cebos de la serie.

¿Me gustará?

Es la serie ideal para hacer una maratón de domingo por la tarde, si puede ser en compañía mejor. Son capítulos cortos, que no te harán pensar demasiado pero te mantendrán entretenido, incluso puede que de vez en cuando te descubras con una sonrisa amarga en los labios sin saber muy bien por qué.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here