El póster nos engañó, no es una parodia ni nada parecido.


Lo que parecía una película de comedia que parodiaba la mítica ‘El Guardaspaldas’, con Kevin Costner  y Whitney Houston, se ha quedado en una simple, pero efectiva, película de acción. Este filme dirigido por Patrick Hughes (‘Los mercenarios 3’) y guionizada por Tom O’Connor (‘Fuego cruzado’) es una comedia loca llena de acción. No posee nada nuevo, ni nada destacable, es una simple película de acción que os entretendrá una tarde lluviosa.

El mejor guardaespaldas mundial recibe el encargo de proteger la vida de su enemigo mortal, uno de los sicarios más famosos del mundo. El incansable guardaespaldas y el asesino manipulador llevan años enfrentados y ahora deberán convivir durante 24 horas frenéticas. En un emocionante y trepidante periplo que les llevará de Inglaterra a La Haya, vivirán persecuciones en coche a toda velocidad, extravagantes huidas en barco y se verán las caras con un despiadado dictador de Europa Oriental sediento de sangre. Salma Hayek se une a la fiesta como la igualmente famosa esposa de Jackson.

Lo que está claro desde el principio de esta película es que nos encontramos frente a otro proyecto que se podría calificar como, “Energy, el canal de los hombres” – que es como vendió Mediaset la cadena Energy. Los chistes, personajes y situaciones son cutres. Los personajes femeninos y su repercusión en la historia son nulos. Sí, tenemos a Salma Hayek diciendo palabrotas y a Elodie Yung pateando culos, pero ya… su importancia en el desarrollo de la trama es cero, nada. Y sus apariciones, en especial los de Hayek son ridículos.

Los efectos especiales y secuencias de luchas son espectaculares pero con la cantidad de películas de este estilo con la que se nos ametrallan todos los años, ¿no debería ofrecernos algo diferente? Es una película centrada en dos personajes masculinos pero… ¿no deberían de cuidar y motivar a los personajes femeninos? 

Ni Ryan ni Samuel parece que están haciendo nada diferente a lo que hemos visto estos últimos años en sus carreras, uno parece abrazar su lado ‘Deadpool’ y el otro su personaje en ‘Kingsman’. De hecho, la película completa parece un refrito de otras. Es una película del 2017 que parece sacada de los 90. Un tanto con olor añejo y sin pizca de personalidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here