Un nuevo episodio del universo cinematográfico de ‘Star Wars’ llega a las pantallas.


El universo de Star Wars está en constante expansión, y ahora nos llega un capítulo de la historia que no habíamos visto, los comienzos de Han SoloHarrison Ford le dio carisma y personalidad a este personaje en la trilogía original, que comenzó con ‘Una nueva esperanza’, y ahora Alden Ehrenreich es el responsable de mostrarnos una nueva cara de Han. ¿Lo consigue? ¿Es capaz de soportar esta herencia?

Esta nueva aventura comienza con la huida de Han de su hogar y su primera misión a bordo del Halcón Milenario. A través de una serie de aventuras, y escenas de acción fantásticamente rodadas, nos meteremos en un submundo criminal oscuro y peligroso. En él, Han Solo conocerá su futuro copiloto, Chewbacca, y conoce al famoso jugador Lando Calrissian.

Conocer lo que pasa

Quizá este sea uno de los puntos más importantes de esta entrega. Al igual que le ocurría a ‘Rogue One’, conocer el punto final de estas entregas hace que uno pierda cierto interés. Las dos horas y media que dura la película se hacen un poco cuesta arriba en cierto momento, pero la gran dirección de las escenas de acción, y una fotografía nunca vista en el universo galáctico, hacen que nos encontremos ante un proyecto llamativo y con cierto interés inherente.

Es diferente, llamativa y con una propuesta firme. ¿Os sorprende? A mi también. Tras todos los problemas que sufrió la producción tengo que admitir que me esperaba un pequeño desastre, bueno, un gran desastre, pero a pesar de sus fallos, que los tiene, es verdad que no es tan terrible como nos habíamos imaginado. Ron Howard puede que no fuese el director que nos imaginábamos para esta entrega, pero ha conseguido un resultado correcto del trabajo comenzado por Phil Lord y Christopher Miller. ¿Podría ser mejor? Seguramente. ¿Peor? Segurísimo.

Su aspecto visual, la acción y algunos aciertos

La película está protagonizada por Alden Ehrenreich, Woody Harrelson, Emilia Clarke, Donald Glover, Thandie Newton, Phoebe Waller-Bridge y Paul Bettany, y a mi sinceramente, todos y cada uno de ellos me parecen un acierto. No paro de leer y escuchar que Alden no logra llenar los zapatos de Ford, pero, ¿no ha llegado el momento de dejar de comparar? Es hora de pasar el testigo.

Es verdad que al joven actor algunas veces parece que el papel le queda un poco grande, pero también creo que es responsabilidad del director sacar más jugo a los actores. Según se comentó estos meses, el actor no estaba demasiado cómodo con los primeros directores, ¿será esta la razón? Sea así o no, Alden logra muy buenas escenas junto a Chewbacca, además de con Lando Calrissian, que rezuma carisma por todos los poros de su piel. Lo que más pena me da es la falta de historia y aprovechamiento de sus personajes femeninos, tanto de Emilia como de la gran y maravillosa Thandie. En esta ocasión parece que no han gozado del efecto Rey.

Con esta película las expectativas lo serán todo. Lo que está claro es que es algo diferente a lo acostumbrado, con un aspecto más western y una acción más a nivel de suelo, bueno, contemos como suelo un tren aéreo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here