El pasado lunes día 13, se emitió en EEUU el capitulo numero 23 de la tercera temporada, llevo cinco episodios sin comentar la serie ya que no hacía falta llenar de mas críticas negativas el blog. Este capítulo no es que me haya encantado, ni que este genial, pero me ha dejado otro tipo de sensación al terminar. Sé que aunque no me haya decepcionado como los anteriores y que el final deje una puerta interesante que explorar, los guionistas volverán a repetir lo que ya hemos visto y no nos sorprenderán, espero equivocarme.

De esta serie, al igual que de muchas otras, se pueden oír diferentes tipos de opiniones, hay a gente que esta temporada le está pareciendo una maravilla, incluso mejor que la primera, y a otros como yo, les está pareciendo un horror. Como ya he dicho un millón de veces, seguiré viendo esta temporada hasta que termine y luego me pensare si continuarla o no, dependiendo de las nuevas series que se estrenen.

No voy a dedicar una entada explicando paso a paso el episodio, ya que se ha comentado en otros blog, daré mi opinión tal cual, resaltando los momentos que me han gustado, los que no y mi sensación final. Empecemos…

El capitulo en cuestión nos traslada atrás en el tiempo y nos muestra la juventud de Ángela, la madre de los Petrelli, y de cómo se formo la compañía. Resulta interesante, aunque después de verlo uno se queda con la sensación de “¿Para qué me han contado esto? Si estamos como antes de empezar el capitulo”. Mediante este capítulo y la historia que nos cuentan, nos dejan con la familia Petrelli + Noah, construyendo los muros de una nueva compañía.

Es decir, que estamos como al principio, ¿Algo nuevo? No. ¿Algo interesante? Puede, si saben explotar la situación actual. ¿Expectativas de un desarrollo positivo de la historia? No.

Lo que sí me ha quedado claro es que cada vez que termina un capitulo, un personaje más me cae mal, esta vez le ha tocado a Peter ( ya me caen mal todos, excepto Ángela), su negación a perdonar a Nathan se he desarrollado a lo largo de la temporada y ahora en cinco minutos, le perdona, al igual que Claire hace varios capítulos, me encanta como olvidan los personajes en esta serie, en la vida real, Peter hubiera matado a su hermano o como mínimo ni le miraría.

Los demás personajes siguen en su línea, Nathan insoportable, Claire sosa, Mohinder innecesario y Noah patético. Espero que vuelvan a animar a los personajes y que la historia que nos quieren contar sea medianamente interesante.

Compartir
Artículo anteriorDollhouse: Tenemos un espía
Artículo siguientePrimera actuación “Glee”
Creador y editor de "En tu pantalla". Ya han pasado más de diez años desde que la web empecé la aventura de tener un blog propio en el que hablaba de series, cine, dvd, blu-ray, anime... Mi pasión por las series y el cine hacen que devore todo lo que pase por mis manos. "Buffy, la cazavampiros" y "Alarma en el Expreso" son los pilares de mi mundo seriefilocinematográfico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here