Llega la nueva aventura del superhéroe amado por todos (o casi todos), Iron Man.


Hoy llega a las pantallas la última aventura de Tony Stark, ‘Iron man 3’, y cuando decimos última nos referimos a última última, por lo menos con él como único protagonista. Esta película no solo da final a la trilogía prevista, también da comienzo a la segunda fase de Marvel, que continuará con ‘Thor 2’, ‘Capitán América 2’, etc… hasta la llegada de ‘Vengadores 2’.

En esta ocasión Tony Stark/Iron Man se tendrá que enfrentar a un enemigo cuyo poder no conoce límites. Cuando Stark comprende que su enemigo ha destruido su universo personal, se embarca en una angustiosa búsqueda para encontrar a los responsables. Viajaremos a su pasado para conocer su presente.

¿Qué hemos visto?

Poco más puedo decir de la película que no haya dicho ya por las redes sociales, a mi personalmente me ha dejado bastante descontento, esperaba más, mucho más. Tras una experiencia comercial bombardeante con esta película, en la que se nos presentó una lucha épica con un malo para quitarse el sombrero y empezar a temblar, nos encontramos ante otra cosa… una bomba de humo.

Esta sorpresa podría haber sido fantástica si el malo llegase a funcionar y no resultase ser un mamarracho que actúa por venganza y rencor, un malo que no asusta ni hace temblar al espectador, un malo que deseamos que desde que sale que le den un chupa chups y lo manden a una isla desierta. Si querían hacer este truco de “actuación” y salir airosos, se tendrían que haber trabajado un guión mucho más interesante. El giro les ha salido mal, han fracasado.

Entretenimiento sin contenido

Sí, la película es entretenida. Sí, los actores están de lo más acertados. Sí, aprovechan mucho más a Gwyneth Paltrow, cosa que agradecemos. Sí, Ben hace un trabajo fantástico. NO, no tiene un buen desarrollo. Me niego a que un malo como “El mandarín” sea usado de esta manera. Se nota muchísimo que los personajes solo sirven para cumplir un propósito, como el personaje de Rebecca Hall, totalmente olvidable y mal dibujado y perfilado.

Y el humor, no nos olvidemos de esos chistes metidos a base de vaselina. Cuando la película llega a sus momentos épicos (que tiene varios y geniales) van y los estropean con chistes repetitivos y absurdos. Entretenida SÍ, y mucho. Con escenas de acción fantásticas que nos hacen emocionar y una Pepper al 100%, que es lo que quería ver. Es mejor que la segunda, aunque eso no era difícil, pero esta falla en lo principal, el malo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here