Crítica del arranque de la parte 3 de ‘La casa de papel’, la serie española más internacional del momento. El Profesor y el resto de atracadores vuelven con una nueva temporada de lo más espectacular. ¡Ya disponible en Netflix!


Esta entrada se ha escrito después de ver los episodios 3×01 y 3×02 de ‘La casa de papel’. SIN SPOILERS.

La producción nacional siempre es la más criticada y odiada, las cosas como son. ¿Cuántas veces habéis escuchado la típica frase de “Es española, seguro que es mala”? Incluso ahora, que La casa de papel se ha convertido en todo un fenómeno internacional, llegando a ganar el Emmy a Mejor serie internacional dramática, la gente todavía sigue remarcando el… “para ser española”. ¿Cumple La casa de papel con todo lo que promete? Sí. ¿Por qué pedimos a las series nacionales mucho más?

La casa de papel fue un proyecto ambicioso desde su comienzo. El reparto, la historia, el ritmo, la dirección, la fotografía, todo fue cuidado hasta el más mínimo detalle, llegando a convertirse en todo un fenómeno en Antena 3. Pero no fue hasta su llegada a Netflix cuando la serie dio el salto y se convirtió en LA SERIE. En mayúsculas. Su éxito mundial hizo que la gente se enamorase más y comenzase a ver la serie de otra manera. Muchos se sentían orgullosos, otros muchos se empezaron a dar cuenta de que las series de calidad también están dentro de nuestras fronteras, y otros… otros nunca se han enterado de nada.

Mi acercamiento con la serie fue frío, pero no por la falta de interés, fue culpa de la falta de tiempo. Tras ver el primer episodio en Antena 3, deje la serie a la espera de encontrar el momento correcto para ver la serie en maratón. Y ese momento llegó hace 2 semanas. Dos temporadas y dos episodios me duraron menos de una semana. Me enamoré. Y no hay vuelta atrás. ¿Soy fan de La casa de papel? Evidentemente (como diría Magüi de Paquita Salas).

Una de las cosas que mas me ha llamado la atención es la fotografía, ese tratamiento de la imagen, la iluminación, los decorados, todo parece mimado y tratado con cariño y demostrando calidad por cada uno de sus poros. Y los guiones, claro está. La estructura de la primera temporada (parte 1 y parte 2) es exquisita, tanto en los flashbacks como en el presente. Todo funciona, todo va encajando en un engranaje de lo más complicado. Las interacciones entre los personajes y las pequeñas dosis que se nos van dando de ellos, hacen que todo sea adictivo.

(Fuente: Netflix)

Úrsula Corberó, Jaime Lorente, Itziar Ituño y Alba Flores, mis personajes favoritos, han conseguido que disfrute de la serie sin parar. Y lo han continuado haciendo en el arranque de la 3ª parte. El robo a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre fue espectacular, pero el arranque de esta nueva temporada…

Netflix lo ha dado todo, todo y más. Se nota el alto presupuesto desde el segundo cero, desde ese primer plano. Nuestros atracadores, los que sobrevivieron al primer atraco, se encuentran disfrutando y viviendo su nueva vida, pero no todo es tan sencillo como pensaban. Su libertad tiene un precio, y es la falta de libertad. Rio y Tokio ven sus caminos desligados y debido a esto terminan siendo localizados por la policía, el ejército y hasta por la peluquera de mi barrio. Rio es apresado y aquí es donde comienza la nueva aventura.

Una palabra, ESPECTACULAR. En el primer episodio se nos presenta la situación de nuestros protagonistas, y no es hasta el segundo episodio cuando nos se nos muestran los primeros pasos de este nuevo atraco que nos deja sin pestañear. Será en el Banco de España.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here