Mantened a los niños alejados de esta película. Ese es el eslogan que debería acompañar a esta producción de Sony Pictures. La animación siempre se ha tratado como si fuese cosa de niños, y ahora Sony está preparada para dar la vuelta a la tortilla, con huevos y todo. Es verdad que estudios de animación como Ghibli o Pixar (entre muchos otros), no solo hacen productos infantiles, pero hasta el momento no nos habíamos topado con una película de animación tan bruta, tan «Torrente».

Con una animación bastante simpática, nos encontramos a los alimentos de un supermercado preparados para salir de sus estanterías y descubrir mundo. La llegada al paraíso. Los hogares de los humanos. Sí, eso es lo que pensaban antes de la hecatombe. Toy Story vs. Torrente, así podría definirla de forma rápida, y la verdad es que no me alejo demasiado a la realidad. Joder, Follar, Métemela, Solo la puntita, etc… son algunas de las palabras y frases que usan nuestros protagonistas, una salchicha y un bollito bimbo.

lafiestadelassalchichas_002

Un humor demasiado agresivo

Quizá para muchos esta película sea aire fresco para el cine de animación, pero la verdad es que después de dos minutos de película las escenas son una sucesión de chistes demasiado subidos de tono y brutalidad. No voy a negar que durante el filme existen gags valientes y que arrancan alguna risa, pero en general nos encontramos una película que se podría definir como too much.

Para poneros en situación os diré que la película comienza con un plano en el que los alimentos del supermercado nos cantan una canción, y que nos cuelan entre frase y frase introducen palabras con un tono un poco más subidito. Hace gracia, es diferente y fresco. SPOILER Pero después de esto, nos encontramos la presentación de los personajes, hasta la llegada del villano. En el momento que el villano se revela como el gran mal del supermercado la película me perdió por completo. Una violación. Sí, ya se que muchos me diréis que es un dibujo, pero la impresión y dureza es la misma. FIN SPOILER.

Es una película arriesgada en cuanto a su tono, pero no es novedosa en cuanto a la historia. ¿Entretenida? Sí y no, si uno está dispuesto a meterse de lleno en este mundo de desenfreno se lo pasará bien, de lo contrario se le hará una película pesada y sin gracia. La linea entre lo gracioso y lo desagradable algunas veces es demasiado fina, pero si Torrente tiene un hueco en el corazón de mucha gente, quizá «La fiesta de las salchichas» también lo tenga.

No quiero contar mucho más, ni el resto de personajes ni las situaciones en las que se encuentra, ya que es parte de los gags de la película. Así que si tenéis ganas de ver esta película, disfrutarla. Es una película arriesgada, de eso no hay ninguna duda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here