Hace semanas llego a su final la primera temporada de Arrow en la CW y en España ya solo queda un episodio para llegar al apoteósico final en Calle13. Y que os puedo decir… que la entrada estará plagada de spoilers seguro y que declarare mi amor por Felicity, Laurel y el cuerpo de Stephen Amell.

No es una tontería cuando digo que “Arrow” es una de las mejores series nuevas de esta temporada, ha sido un año flojo hay que admitir, pero la verdad es que el aire de acción y giros argumentales que nos ha ofrecido Arrow han sido fantásticos.

Dejado de lado el lado morboso del actor principal y centrándonos en lo que nos ha ofrecido esta serie, vemos que la acción ha estado fantástica, que los giros de guión y los personajes y referencias al mundo DC han estando de lo más acertados y que pese a tener algún altibajo durante la temporada, nos ha ofrecido entretenimiento en estado puro. Si, ha tenido altibajos, en especial en la parte intermedia de la temporada en las escenas de la isla, pero todo se ha compensado.

arrow_03

El comienzo…
Durante 5 años Oliver Queen ha estado perdido en una isla del pacifico y creído muerto por su familia y el mundo en general, pero… logra escapar de una isla que no es lo que parece. Durante la primera temporada vemos el desarrollo de su “vida” en la isla, entro siendo un niño pijo repelente y salió con una madurez y rigidez que ni el podía imaginarse adquirir. Pero ya está, en esta primera temporada todavía no hemos llegado a descubrir nada sobre la isla y lo que nos quieren contar con esa línea argumental, veremos en la segunda…

Llegando a casa…
La llegada a su vida anterior al accidente causo desajustes y preocupaciones en su familia y amigos. No es la misma persona y la gente lo nota aunque el lo niegue una y otra vez. La lista de gente que ha fallado a la ciudad es la misión principal de Oliver, pero poco a poco descubrirá que la lista es solo una mascara para una organización que implica a personas muy cercanas a el.

arrow_02
Y entonces llegó la acción…
La serie desde luego no ha pecado de ser lenta, a pesar de que algún flashback de la isla ha llegado a ser aburrido y que directamente no aportaba nada a la historia o desarrollo del personaje. Comenzó de forma procedimental, Oliver episodio a episodio se encargaba de un problema de la ciudad, pero ya llegó un momento en el que lo procedimental debe terminar por todas las historias abiertas en los episodios. Ese cambio le hizo un gran favor a la serie.

Los personajes vs. actores
Si bien es verdad, los actores de la CW no suelen ser los mejores de su campo, sus interpretaciones se limitan a… poner cara de putas, hacer muecas constantemente, miradas intensas, gritos, etc… pero, el cast hace un gran trabajo. Vemos que existe química entre el reparto y desde luego no deja a nadie indiferente un personaje. Felicity.

¿Cómo una secundaria llego a comerse la pantalla? Felicity es el publico, cualquiera que está viendo la serie se comportaría como ella en caso de encontrarse con semejante mundo de un día para otro. Y desde luego nos comportaríamos como ella en la presencia de Oliver. La chica de los ordenadores del grupo ha conseguido brillar en un cast bastante centrado en lo masculino y se los come con patatas.

arrow_01
Y Stephen… ainssss mi chiquirriquitin… uno no está acostumbrado a que en una serie, ni las de la CW, nos ofrezca a un actor así con ese aspecto. El lado malo, encapuchado, sudado y sucio hace que el morbo salga por todos los poros de la piel al señor Amell. Bueno, así cochinote y limpio con traje o jersey o camiseta o lo que sea, no vamos a mentir. Quizá sus dotes interpretativas no sean merecedoras de un Oscar, pero el chico sabe lo que hace y desde luego lo vende de maravilla. ¿Os podéis imaginar a otro actor haciendo este papel? Yo no, desde el piloto hace que Oliver sea suyo y a base de lanzar flechitas después de entrenar dando a un cuenco con agua nos ofrece un gran personaje de superhéroe en la pequeña pantalla.

Ahora la pregunta del millón… ¿La temporada podría haber ofrecido mas? Si, seguramente si, el arranque fue un poco más lento e intento tocar todos los palos hasta llegar al correcto, pero no os equivoquéis, eso les pasa a todas. Cuando la gente me dice que vieron seis y que les parecía aburrida, se tendrían que preguntar que pensaban de Fringe después de ver los primeros 6 episodios horribles con los que empezó la serie…

Compartir
Artículo anteriorGanadores concurso: “La espada leal”
Artículo siguienteAnálisis: New Girl, Temporada 1 (Dvd)
Creador y editor de "En tu pantalla". Ya han pasado más de diez años desde que la web empecé la aventura de tener un blog propio en el que hablaba de series, cine, dvd, blu-ray, anime... Mi pasión por las series y el cine hacen que devore todo lo que pase por mis manos. "Buffy, la cazavampiros" y "Alarma en el Expreso" son los pilares de mi mundo seriefilocinematográfico.

3 COMENTARIOS

  1. Totalmente de acuerdo con todo. Ya estoy deseando que llegue la segunda temporada, y eso que aun no han empezado a grabarla… ains!

  2. Esto último no es que sea un problema, pero sí que ayuda a marcar el tono de la serie y a limitarla. Al menos de momento, ya que no podemos descartar que ese “sin poderes” se mantenga inquebrantable con el tiempo si la serie funciona. Además, las comparaciones son inevitables, a la par que odiosas, y “Arrow” no se salva de ellas. Al menos en la trilogía de Nolan, Batman se llamaba Batman. En toda esta reinvención de Green Arrow no se menciona su nombre para referirse al personaje. Solo Malcolm Merlyn lo hace una vez, en tono jocoso. El formato de la serie se asemeja bastante a lo que se conoce como procedimental. Es decir, tramas individuales en cada episodio enmarcadas dentro de una trama mucho más grande que se desarrolla lentamente en cada uno de ellos, y por completo a lo largo de la temporada. En este caso, “Arrow” prácticamente va a villano por semana y eso puede jugar en su contra, dejando atrás a personajes que podían haber dado mucho más juego de lo que han dado en su momento. Sirva como ejemplo la -aparente- muerte de Deadshot. En cualquier caso, el argumento cumple con su propósito y consigue enganchar al espectador lo justo haciendo que no se aburra. Las abundantes escenas de acción ayudan bastante a este cometido, supliendo la falta de acción que hemos visto en otras series de la misma temática. En “Arrow” hay peleas a menudo y, además de estar justificadas por el argumento, presentan buenas coreografías que las hacen muy disfrutables.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here