La obra de teatro más refrescante de Madrid llega a la gran pantalla.


Felicidad. Ya ha llegado el momento. Los Llamaders por fin van – vamos – a poder disfrutar de esta divertida, refrescante y adorable adaptación. Los Javis, Javier Ambrossi y Javier Calvo, se han convertido en todo un fenómeno en la noche cultural en Madrid. La obra de teatro ‘La Llamada’ ha conquistado el corazón de miles de personas, pero no solo eso, también crearon ‘Paquita Salas’, una serie que conquistó la red.

Yo soy un gran fan, no lo puedo negar. La historia que transcurre en el campamento cristiano “La Brújula” me enamoró a primera vista, al pie de las escaleras de Dios en el Teatro Lara. Pero… ¿De qué trata? ¿Quiénes son las protagonistas? Bernarda, una monja recién llegada, quiere salvar el campamento con su canción “Viviremos firmes en la fe”. La hermana Milagros, una joven con dudas, recuerda lo mucho que le gustaba Presuntos Implicados. Y María y Susana, dos adolescentes castigadas, tienen un grupo que se llama Suma Latina. Pero desde que Dios se le aparece a María una noche, todo está cambiando. Y es que a Dios le encanta Whitney Houston.

Soñar. Eso es lo que te provoca este proyecto tan especial. Seguramente a mucha gente la sinopsis le resulte un tanto loca y marciana. Pero esta dramedia musical consigue todo lo que se propone; entretener, hacernos reír, emocionarnos, amar a los personajes y hacernos soñar. Multiplica exponencialmente lo que uno ve en la otra de teatro, aportando nuevas escenas y mucha más emotividad. En especial con esos primeros planos de Belén Cuesta y Anna Castillo, sin palabras.

Un punto de partida sencillo que los Javis han sabido manejar, creado cuatro historias con cuatro personajes femeninos que son para quitarse el sombrero. Primero tenemos a Maria (Macarena García), una joven que de un día para otro escucha la llamada de Dios. Este le provoca algo en su interior, que le hace dudar, madurar, crecer y conectar con una parte de ella que desconocía. Luego tenemos a Susana (Anna Castillo), alocada y sincera, sin pelos en la lengua y que ve un cambio de 180º en su cabeza. Milagros (Belen Cuesta), una monja que se replantea el caminó que eligió en su momento y que quiere volver a conectar con el mundo. Y para finalizar, la madre Bernarda (Gracia Olayo), recién llegada al campamento y que se encuentra con semejante pastel.

Son jóvenes, con gran imaginación y que saben lo que hacen. Esta comedia con grandes toques dramáticos, o quizá es al revés, trata todo desde el respeto, con gran cariño y desde las vivencias y emociones de sus personajes. El control del ritmo, la música, las actuaciones y la comedia, son los grandes puntos fuertes de este filme que ojalá, ¡Ojalá!, conquiste ya no solo la taquilla, sino a los espectadores.

¿Estáis preparados para recibir la llamada? La película se estrena el próximo 29 de septiembre y yo sinceramente creo que no os lo podéis perder. Nuevos creadores llegan a la gran pantalla, preparaos, que esto solo es el principio. ¿Cuál será su siguiente aventura cinematográfica?


Mi momento favorito

Las cuatro diosas de la película tienen grandes momentos en pantalla, pero son Belen Cuesta y Anna Castillo las que más me han conquistado. Sin entrar demasiado en Spoilers… tengo que decir que es la secuencia en la que Milagros nos deleita con un viaje al pasado y a sus sueños con ‘Todas Las Flores’ de Presuntos ImplicadosLagrimones… Los Javis me arrancaron lagrimones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here