Crítica de ‘Mi amigo el gigante’, un resultado que no esperaba de Steven Spielberg

La última película de Steven Spielberg ya está aquí, una aventura infantil centrada en una pequeña niña londinense, Sophie (Ruby Barnhill), y un misterioso gigante (Mark Rylance), que le enseñará las maravillas y peligros del País de los Gigantes. Volver al cine de los 80 siempre es entrañable y emocionante, la banda sonora y el protagonismo de los más pequeños es uno de los ingredientes inconfundibles de películas como «Los Goonies» o «E.T.». Esta vez Spielberg ha decidido tirar por un lado mucho más de cuento para contarnos esta pequeña aventura.

La fantasía y los sueños son el principal ingrediente de este filme, todos recordamos las aventuras cinematográficas de Elliott y E.T. o la emoción de Jurassic Park, por desgracia, «Mi amigo el gigante» no logra conseguir una aventura interesante ni transmitir emoción alguna hasta la recta final de la película. Se podría decir que hasta el momento de «la reina», la película está estancada en largas y aburridas conversaciones entre los dos protagonistas, Sophie (la niña) y el gigante. No voy a negar que los primeros minutos de la película llegaron a emocionarme debido a su banda sonora, pero desgraciadamente la película cae en una espiral eterna en el que ni la historia ni los personajes resultan interesantes.

Tanta dulzura y lentitud hace que el espectador caiga en el sueño de Morfeo sin poder remediarlo, pese a la maravillosa fotografía de Janusz Kaminski («El puente de los espías» o la mayoría de películas de Steven) o unos efectos especiales fantásticos, la película carece de ritmo y suficiente interés como para poder aguantar entretenido las dos horas de metraje. Se podría decir que la película es una montaña rusa de un solo impacto. El prologo del filme es interesante y uno empieza a emocionarse como si estuviésemos viendo E.T. o Encuentros en la tercera fase, pero rápidamente la película cae sin control. Hasta la recta final, en el que el humor pasa a ser lo más importante de la historia.

La verdad es que Steven Spielberg me ha decepcionado, aburrimiento y falta de interés son los principales ingredientes de esta película en la que por culpa de esto uno no llega a disfrutar al 100% ni de Sophie ni del gigante. Yo solo tengo ganas de ver Tintin 2, Steve… Peter… hacedla de una maldita vez.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Crítica de 'Mi amigo el gigante', un resultado que no esperaba de Steven SpielbergLa última película de Steven Spielberg ya está aquí, una aventura infantil centrada en una pequeña niña londinense, Sophie (Ruby Barnhill), y un misterioso gigante (Mark Rylance), que le enseñará las maravillas y peligros del País de los Gigantes. Volver al cine de los 80...