Crítica de ‘MIB: International’, la nueva entrega de la saga que comenzó en 1997 y que protagonizaron Tommy Lee Jones y Will Smith. ¡Ya en cines!


Continuar con una saga sin sus protagonistas originales es todo un riesgo en los tiempos que corren. ¿Funcionaría un Indiana Jones sin Harrison Ford? ¿Un ‘Jungla de Cristal’ sin Bruce Willis? Sony lo ha intentado con ‘Men in Black’, una saga galáctica que arrancó en los 90, y que protagonizaron Tommy Lee Jones y Will Smith, pero parece que no ha conseguido el éxito que esperaban. Chris Hemsworth y Tessa Thompson, que protagonizaron juntos ‘Thor: Ragnarok’, parecía que emanaban un carisma imparable en los primeros tráiler, pero… no ha sido el caso.

La película esta dirigida por F. Gary Gray, responsable de The Italian JobEl Negociador y Fast & Furious 8, vamos, se puede decir que la acción y la tensión las conoce muy bien. Por desgracia, ni vemos una dirección de actores como en la película de Samuel L. Jackson y Kevin Spacey, ni escenas de acción tan trepidantes como las de la saga A todo gas. ¿Qué ha ocurrido? A mí me da la impresión de que las prisas por lanzar esta película han sido las culpables de la falta de rumbo de esta nueva entrega centrada en la organización secreta Men In Black.

No es horrible, pero sí es un tanto olvidable. Todos creíamos que el carisma y química entre Chris Hemsworth y Tessa Thompson estaría palpable en cada uno de los planos, pero desgraciadamente todo parece demasiado… demasiado soso. No es que ellos estén mal, Tessa está maravillosa, al igual que Hemsworth, pero uno se queda con una extraña sensación de falta de aprovechamiento. El guion es ligero, la acción es ligera, todo es tan ligero que al terminar no deja la sensación de haber visto algo impactante.

Es una película entretenida, perfecta para una tarde de calor en la que una sala de cine nos de cobijo. Es familiar y un tanto infantil, da la impresión de que Marie Kondo se paseo por el plato para quitar todo aquello que la hiciese sentir mal, fuera las babas, la sangre, la suciedad, todo es blanco, reluciente. ¿Dónde quedó esa esencia asquerosa que inundaba la saga? ¿Ese bicho gigante que se quitaba la máscara de humano de encima? ¿Esas babas que ensuciaban a nuestros protagonistas? ¿Esa escena de la morgue?

Ellos podrían haber dado más, el potencial estaba, pero desgraciadamente parece que nos quedamos con algo que únicamente acaricia la superficie. ¿Es el mundo cinematográfico el correcto para seguir explorando este universo? ¿Funcionaría mejor como serie de televisión? Yo desde luego me imagino una serie centrada en dos agentes de Men in Black con la aparición especial de Emma Thompson en el primer y último episodio de la primera temporada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here