Crítica de ‘Noche Real’, una comedia de lo más loca

En mayo de 1945 la ciudad de Londres celebraba el final de la segunda guerra mundial, y en el palacio de Buckingham las dos princesas estaban deseosas de unirse a las celebraciones que inundaban las calles de la ciudad. Mientras el rey Jorge prepara y comparte su discurso con los ciudadanos, se les permite a la joven Isabel, futura Reina de Inglaterra, y a su hermana pequeña, Margarita, salir de incógnito y vivir esa noche inolvidable, «El día de la victoria».

El director Julian Jarrold (“La joven Jane Austen”) se encarga de ponerse tras las cámaras para ofrecernos esta fantástica comedia que ocurre en un momento histórico muy importante. La película está protagonizada por Sarah Gadon (“The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro”) en el papel de princesa Isabel, Bel Powley (“The Diary of a Teenage Girl”), Jack Reynor (“Macbeth”), la dos veces nominada al Oscar Emily Watson (“War horse”) y Rupert Everett (“La importancia de llamarse Ernesto”).

Es una pena que muchas películas pasen sin pena ni gloria por la cartelera y las estanterías de los comercios, esta película no se merece ese lugar, desde luego. Entre todos esos filmes que nadie parece ver, existen pequeñas joyas como esta, “Noche Real”, una fantástica comedia con toques románticos que pese a no ser una película rompedora, si es una película de lo más entretenida y con un ritmo maravilloso.

nochereal_002

Una comedia de lo más entretenida

«Vacaciones en Roma» fue la primera película que se me pasó por la cabeza cuando estaba viendo este filme. Nos encontramos con una película ligera y descontrolada en la que una pequeña aventura se convierte en una situación al más puro estilo Hermanos Marx. Ya nada más comenzar la joven princesa Margarita se separa de su hermana para vivir su «libertad» al máximo, y la joven Isabel tendrá que ir en busca de su hermana. Por el camino se tropezará con Jack.

La película se desarrolla en una sola noche, y nos ofrece grandes dosis de humor, en especial las secuencias de la despistada e inocente Margarita. El humor y el amor son los grandes ejes de esta historia que no pretende marcar en la historia cinematográfica pero que desde luego nos hará pasar un gran rato. No todas las películas deben ser intensas, pesadas o con dosis de drama, también nos merecemos reírnos y pasar una hora y media de lo más entretenidos. «Noche Real» lo consigue, y con creces. Para mi ha sido toda una grata sorpresa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Crítica de 'Noche Real', una comedia de lo más loca En mayo de 1945 la ciudad de Londres celebraba el final de la segunda guerra mundial, y en el palacio de Buckingham las dos princesas estaban deseosas de unirse a las celebraciones que inundaban las calles de la ciudad. Mientras el rey Jorge prepara y comparte su...