Home Cine Crítica de ‘Objetivo: Londres’, entretenimiento puro con un aire a 24

Crítica de ‘Objetivo: Londres’, entretenimiento puro con un aire a 24

1
418

Una cosa está clara, «Objetivo: Londres» es diferente más de lo que nos podríamos esperar de una secuela de «Objetivo: La casa blanca», eso es… ¿bueno?¿malo?. Gerard Butler y Aaron Eckhart se ven envueltos una vez más en una carrera contrarreloj para intentar solucionar la situación. Si ya la primera entrega servia perfectamente como un remake de «Jungla de Cristal», sí, no podemos negar las similitudes entre ambas historias, aunque está claro que Objetivo no tiene nada que hacer frente a John McClane, en esta segunda entrega nos encontramos una temporada de 24 resumida en 1h 40min.

No se puede negar que esta saga nace del terror que producen los ataques terroristas y los grupos como ISIS. La verdad es que la primera impresión que me dio al ver la película era que este tipo de películas no deberían existir, en especial por los atentados que se suceden día sí y día también en el mundo. Se que estas películas no van a dar ideas a los terroristas, por desgracia el mundo real supera con creces lo que podemos ver en el cine, pero en momentos tan tensos como los que se están viviendo hoy en día, ¿hace falta verlo en pantalla grande y con mensajes tan directos y patrióticos?

Pero bueno, dejando eso de lado, y centrándonos en la película, que al fin y al cabo es un filme de entretenimiento y hay que verla por lo que es, una película, tengo que decir que como producto de entretenimiento es muy entretenido (sin entrar en temas de calidad), el espectador no se aburre en ningún momento y las constantes escenas de acción hacen que la película sea rápida y bastante tensa.

objetivolondres_002
Corre, corre, caballito, trota por la carretera, no detengas tu carrera, que lleguemos tempranito.

Si pasamos por alto la vena y aura patriotera que emana la película durante todo el filme, cosa que siempre suele ocurrir en películas de este estilo o de catástrofes, o la saga Transformers, la película nos ofrece lo que promete, entretenimiento. Con un argumento bastante bla (a nadie le importa), la película nos ofrece escenas de acción de tiroteos, explosiones y luchas cuerpo a cuerpo al más puro estilo Jack Bauer, de hecho, como he dicho anteriormente, la historia de esta película podría pertenecer perfectamente a una temporada de 24. Y lo siento Gerard, pero Kiefer lo haría mejor…

La película comienza con el fallecimiento de el Primer Ministro Británico en misteriosas circunstancias. Su funeral es un evento al que acuden todos los líderes relevantes de Occidente, y esto nos sirve como prólogo en el que nos van situando las piezas en el tablero, un tablero llamado Londres. Pero lo que comienza siendo el evento con más seguridad del planeta se convierte en un complot mortal para acabar con los líderes más poderosos del mundo, devastando la capital británica, y desencadenando el terror.

objetivolondres_003
Dos hombres y un destino

La dirección de Babak Najafi a mi me ha parecido bastante acertada y bien ejecutada, he leído que es bastante normal tirando a bla, pero a mi parecer es un director de acción bastante solido. Los diferentes planos secuencias y las escenas de acción hacen que uno no despegue la mirada de la pantalla y los actores parecer manejarse perfectamente por todos los recovecos de las escenas. Gerard hace bien su trabajo y… y el resto de personajes no se entiende que hacen ni pintan por ahí, ni siquiera el presidente, lo siento Aaron.

El guión y en especial ciertos diálogos si creo que deberían haber sido revisados 25 mil veces si es necesario, entiendo que sea una película patriótica y con un mensaje claro, se comparta o no, pero hay cosas que se debería de limitar o controlar. No voy a empezar a enumerar los diálogos de Gerard en los que se cruza la linea del «mal gusto/que dices/esto no es The Office» sin usar ni pretender hacer gracia, no no, es una conversación y un tono serio, y si son varias veces en las que su personaje lanza frases y palabras que vamos…

En conclusión, «Objetivo: Londres» es una película de entretenimiento pura y palomitera, que logra mantener al espectador atrapado a la pantalla por la sucesión de escenas. Lo malo, el tema que trata y su forma de transmitir mensajes, muy patriótica y sin querer desarrollar una historia, se limita a la acción.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here