La saga de piratas vuelve a la carga con una nueva aventura. «Yo-ho, Yo-ho, un gran pirata soy.»


Jack Sparrow vuelve a la carga con una QUINTA, sí, quinta, entrega de esta saga que tantos amores levantó cuando llego «Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra» y tantos odios con la cuarta entrega que contaba con la actriz española, Penelope Cruz. Odios… pero taquillazo. Más de mil millones de dólares en todo el mundo recaudó esta última entrega por lo que no era de extrañar que Disney nos trajese una nueva aventura con Johnny Deep enfundado en el traje de pirata.

Ahora es cuando llego yo y digo… «A mi la cuarta entrega no me pareció tan desastrosa como la 2ª, y en especial, 3ª entrega». Uno de los aspectos que mejor funcionaron de la primera entrega, además de ser entretenidísima, original y divertida, es que nos encontrábamos con una aventura cerrada. Después del éxito, y como suele ocurrir en miles de superproducciones, por ejemplo, Matrix, Disney exploto la gallina de los huevos de oro. Con dos entregas que explotaban por mil los escenarios, efectos especiales, chistes y actuaciones de «La maldición de la Perla negra», sin aportar nada nuevo y ofreciéndonos una aventura estirada hasta el infinito.

La cuarta no es la mejor, ese puesto lo ocupa la primera, pero volver a las aventuras simples y autoconclusivas fue una de las mejores decisiones que el estudio podia tomar. Ahora, con la quinta entrega, vuelven a contarnos una historia cerrada volviendo un poco al espíritu de la saga y cerrando de alguna manera toda esta saga de piratas. ¿Será la última? Todo dependerá de la taquilla, pero ya os digo yo que no.

Los elegidos para tomar el timón de la película son Joachim Rønning y Espen Sandberg, que han dirigido «Bandidas» y «Kon-Tiki», ¿os acordáis de «Bandidas»? Ni vosotros ni nadie. Y en el apartado del guión tenemos a Jeff Nathanson, que al parecer, y según IMDB, se encarga del guión de la sexta entrega y que ha trabajado en «La Terminal», «Atrápame si puedes» o la futura «El rey león». Estos son los encargados de llevarnos otra vez al mar y vivir aventuras llenas de acción y capitanes de barcos de lo más disparatados.

Pero, ¿De qué trata esta entrega? Todo comienza con un joven Henry Turner, que comenzará una búsqueda sin precedentes, el tridente de Poseidón. Según cuenta la leyenda, este objeto místico, es capaz de romper maldición, pero hasta ahora todo el mundo creía que se trataba de una simple leyenda. El viaje del joven Turner le llevará desgraciadamente a cruzarse con Jack Sparrow y Carina Smyth. Y claro, todo viaje con Jack tiene un gran peligro, el capitán Salazar, que escapa del Triángulo del Diablo decidido a matar a todo pirata que encuentren en el mar, y culminar su venganza contra Sparrow.

Como podéis ver, la estructura de la película es muy parecida a las anteriores. Jack y los dos nuevos personajes, Henry Turner y Carina Smyth, interpretados por Brenton Thwaites («Dioses de Egipto») y Kaya Scodelario («El corredor del laberinto») respectivamente, intentarán escapar del ejercito para poder comenzar su misión. El comienzo es algo repetitivo, no voy a mentir, pero es cierto que posee las suficiente escenas divertidas como para que este pequeño bache se pase volando y la historia de comienzo.

El momento guillotina, o las referencias a la primera trilogía hacen que la primera parte sea dinámica – pese a su repetición – y que los fans de la saga vayan a disfrutar como enanos. Sí, es una película para fans y seguidores, ¿pero que esperáis de una quinta entrega?

Y aquí llegamos casi al final de mi opinión, Javier Bardem. El capitán Salazar es un villano bastante bueno, y al que Javier aporta ciertos momentos de lo más chistosos. Yo no soy gran seguidor del actor, no suelo conectar con el, pero en esta película parece estar en su salsa. No llega a ser Barbosa, pero desde luego supera al resto de villanos de esta saga.

La película da lo que promete, y esto Geoffrey Rush, también conocido en la saga como Barbossa, no se lo podía perder. No esperéis encontraros la octava maravilla del mundo, pero desde luego, si os gustaron las anteriores, esta la disfrutaréis sin ninguna duda. Buen ritmo – pese al primer bache (no voy a parar de remarcarlo) –, divertida, con referencias y con un buen villano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here