Una película un tanto confusa en su ritmo y narración.


Entrar a un banco es lo sencillo, lo complicado es salir. Iñaki Dorronsoro, director y guionista de “La Distancia”, nos trae una aventura que mezcla una trama policiaca con gánsters, un robo y una amistad que pondrá en riesgo todo. No es una película para todos los públicos, su ritmo y la mezcla de tramas y personajes resulta un tanto irregular, por lo que no es lo que uno podría esperar al ver el tráiler.

En el corazón del banco Suizo hay una cámara acorazada inexpugnable. Un ladrón se alía con una banda de delincuentes para asaltarla. Un policía intenta detenerlos mientras avanza en una investigación llena de fango y dificultades. La entrada es difícil, el plan de fuga imposible. Ladrón y policía se desafían en un reto obsesivo donde nada es lo que parece.

Como ya he dicho anteriormente, la mezcla de tramas no es uno de los puntos fuertes de la película, en un primer momento parece que estamos viendo una simple película de “robo en un banco”, luego una película policiaca sucia salpicada por una pequeña mafia, luego una película de amistad y personajes, y como resultado sale una película con un ritmo bastante discontinuo. La historia parece ir avanzando a trompicones, con personajes secundarios que no llegan a aportar demasiado, como por ejemplo el personaje de Alba Galocha.

La película técnicamente es impoluta, la fotografía y banda sonora son los dos punto fuertes del filme, junto con la dirección. Es una pena que el resto no resulte tan satisfactorio. Para mi, del apartado actoral, lo más destacable es Javier Gutiérrez, con un personaje completamente roto, frágil y solitario. Él, junto con Luis Tosar, son lo más remarcable.

Por el contrario, el protagonista, Alain Hernández, que hemos visto en “Mar de plástico” o “Palmeras en la nieve”, resulta un tanto pesadillo. Sé que a mucha gente le gusta este actor, pero a mi sinceramente no ha llegado a trasmitirme demasiado con este papel, y eso que tiene ocasiones para hacerlo, ya sea con sus escenas con Javier o en los flashbacks con Itziar Atienza.

No voy  a mentir, la película se hace lenta y larga, ya que da la sensación de que toda la parte central es demasiado extensa, sin aportar demasiadas ideas o evolución a los personajes centrales. Pero si os gustan las películas con tramas policiacas estoy seguro de que por lo menos os parecerá interesante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here