El 2018 comienza con una comedia española con muy poca gracia.


Desde hace unos años, aunque el género de la comedia siempre ha sido uno de los más fuertes en el cine español, nos encontramos con decenas y decenas de producciones cortadas por el mismo patrón. ‘Ocho apellidos vascos’ fue el comienzo, o el comienzo más exitoso, de esta plantilla en la que los personajes se van manejando con similares gracias. A mi, personalmente, no es un género que me disguste, me encantan sentarme en el sofá con una mantilla y un té para poder soltar alguna carcajada, pero… ¿es un producto que consumiría en el cine? ¿Es suficiente 2 chistes graciosos en 1 hora y media de producción?

La película nos sitúa en un monasterio que no se encuentra en su mejor momento, la falta de dinero comienza a notarse en exceso, pero a los que se les presenta una oportunidad única, conseguir atención (y dinero) si consiguen ganar la “Champion Clerum”, es decir, una liga europea de futbol para religiosos. Pero hay un problema, nadie, y repito, nadie, ha tocado un balón en su vida, por lo que se tienen que poner a la tarea para conseguir convertirse en un equipo fuerte y de calidad.

'Que baje Dios y lo vea'
‘Que baje Dios y lo vea’

La ridiculez hecha guión

Esta comedia supone el debut de Curro Velázquez en la dirección, y la verdad es que no llega a sorprender. No es que haga un mal trabajo, la dirección resulta simpática aunque con cierto piloto automático encendido, pero es cierto que ni sorprende ni logra destacar en ningún aspecto. Todo lo que se nos muestra, desde la más disparatada situación, a la historia romántica inexistente entre Macarena García y Joel Bosqued, carece de interés y desarrollo. Es futbol, chistes mil veces vistos tanto en cine como en televisión, y actores que parecen no saber que están haciendo.

Karra ElejaldeAlain Hernández Juan Manuel Montilla “El Langui”, son algunas de las caras conocidas que vemos desfilar por pantalla, y todos y cada uno de ellos nos ofrecen una interpretación olvidable y nada inspirada. Quizá lo mejor que se pueda decir de esta película es que es absolutamente olbidable. No llega a ofrecer nada nuevo ni nada diferente al resto de comedias que se estrenan durante el año, ni siquiera una interpretación que a uno le llegue a llamar la atención.

Estreno en cines el próximo 5 de enero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here