Después de cinco entregas llega el punto final para esta saga de zombis, “Resident Evil: El capítulo final”.


En el 2002 comenzó la aventura cinematográfica de “Resident Evil”, una saga que ha conseguido seis entregas a lo largo de 15 años. Con Paul W.S. Anderson tras las cámaras como director y guionista, y Milla Jovovich en la piel de Alice, hemos visto las idas y venidas de esta serie de películas de zombis. La primera entrega con un presupuesto de 33 millones consiguió superar los 100 millones de taquilla y llego a los 300 millones con la cuarta entrega.

Lejos de adaptar la saga de videojuegos, las películas decidieron crear un universo propio que han ido expandiendo durante 6 películas, un mundo lleno de zombis, clones, bichejos enormes, poderes… todo para darnos un final de saga que vuelve a los orígenes y al centro de todo, a Raccoon City y a La colmena. Esta película hará las delicias de los fans y seguidores de la saga, ni más, ni menos. Las aventuras de Alice vuelven para contarnos el origen y el final del virus T, ese virus que convirtió a todos en zombis.   

Esta sexta entrega es lo que debería de haber sido la tercera. No solo por la forma de tratar la saga y el centro de la historia, sino por que todo lo desarrollado durante la tercera, cuarta y quinta entrega parece caer en un pequeño saco roto sin que llegue a aportar nada a la historia general. Hasta el momento la primera entrega era la mejor, la más especial, pero con este filme nos encontramos con la entrega que da el broche de oro a la historia, a la altura del origen.

Alice debe regresar a los orígenes del virus T en Raccoon City, donde tendrá que detener la infección de una vez por todas. Tras la aplastante derrota en Washington D.C. y la pérdida de su ejército personal en la quinta entrega de la saga, “Resident Evil: Venganza”, obtiene una última oportunidad de salvar a la humanidad de la Corporación Umbrella.

Cuando llega a Raccoon City, Alice contacta con un nuevo grupo de supervivientes, uno de los últimos reductos frente al apocalipsis zombi. Entre esos nuevos supervivientes se encuentra uno de los personajes más populares de la saga, Claire Redfield (Ali Larter).

Al comienzo de la aventura tendremos un remember de todo lo ocurrido en la saga, ademas de un origen que no habíamos visto hasta el momento. Estas pequeñas novedades hacen que el argumento del filme sea más consistente y otorgue algo más de personalidad y profundidad al virus T y a Alice. Siguiendo la personalidad marcada de las últimas entregas y mezclándolo con un ritmo muy parecido al de la primera nos encontramos con una película de lo más entretenida.

Un final para fans.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here