Llega “Terra Formars” una aventura de acción y ciencia ficción. Brutalidad y bichos a partes iguales.


“Terra Formars” está basada en el manga homónimo creado en 2011 por Yu Sasuga e ilustrado por Kenichi Tachibana, una serie de ciencia ficción, acción y la intención de aniquilar insectos. Al igual que muchos otros mangas como “Kenshin” o “Gantz”, la maquinaria japonesa no ha tardado mucho en traernos una película en imagen real. Seáis fans del cine asiático o no, si sois fans del cine de ciencia ficción, no dejéis pasar la oportunidad de ver esta película. Con un estilo cyber-punk y con un escenario que parece sacado de Blade Runner, llega “Terra Formars”.

Antes de saber de que iba la película, y de ver algún trailer y foto promocional, me imaginaba una película de acción con insectos sacados de “El cuchitril de Joe”, esa película de 1996 con Jerry O’Connell hablando con cucarachas, pero con este filme nos encontramos una locura sin precedentes. ¿Cucarachas evolucionadas? ¿Humanos mutados con ADN de insecto?

En pleno siglo XXI, la humanidad decidió empezar el proceso de terraformación de Marte, y para ello se envió una nave con musgo y cucarachas para que poblaran el planeta y generasen una atmósfera respirable por los seres humanos. Pasados 500 años, 15 personas seleccionadas entre lo peor de lo peor de la sociedad son enviadas al planeta rojo con un objetivo: eliminar a todas las cucarachas, las cuales han evolucionado hasta convertirse en humanoides con una fuerza y agilidad extrema, además de un odio visceral hacia los seres humanos.

Es una película de lo más entretenida, y pese a tener una cantidad de flashbacks un poco innecesarios para el desarrollo de la historia, nos encontramos con una película repleta de acción que contentará a los fans de este género. No es un producto cutre, olvidaros de esos efectos especiales mal integrados que asolan miles de películas de este estilo, “Terra Formars” nos ofrece buenos efectos y buenas escenas de acción.

Es cierto que no todos los personajes resultan interesantes, y la mala integración del “villano” hace que esa historia nos de un poco igual, pero ya solo por ver la locura de historia, mutaciones, metamorfosis, etc… resulta un producto de lo más interesante. Los 113 minutos de duración se pasan a la velocidad de la luz, y nos ofrecen escenas divertidas, absurdas y con giros de guión de lo más interesantes.

Se que a mucha gente le echa un poco para atrás que sea una película asiática, por su ritmo y por su forma de tratar algunas historias, pero la verdad es que con “Terra Formars” nos encontramos una película con un ritmo mucho más acelerado que de costumbre, no es una superproducción americana, pero si es un buen entretenimiento para pasar un buen rato. Es bestia, algunas veces un poco desagradable, a ratos divertida y otras veces una locura, un mix de emociones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here